Buscar

Vatican News
Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid. Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid.  

Arzobispo de Madrid: "el verano es tiempo de reflexión y responsabilidad"

El cardenal Carlos Osoro invita a los españoles a vivir un verano 2020 con responsabilidad hacia el prójimo y en busca del bien común.

Isabella Piro - Ciudad del Vaticano

Se trata de un verano particular que se vive en este 2020, un verano marcado por la pandemia de coronavirus y que, en virtud de ello, "nos ha dejado claro a todos que somos vulnerables, pero también que está en nuestras manos reducir los riesgos para los demás": así lo asegura el Cardenal Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Madrid, en un mensaje difundido durante el verano.  En el documento, el prelado llama a todos "a la máxima responsabilidad" hacia su prójimo y "al estímulo mutuo, en la esperanza de días mejores". Sin olvidar que "para los cristianos, estos días representan una nueva oportunidad", "un tiempo maravilloso" para "tomar conciencia de la gracia que proviene de ser bautizado y enviado", o "llamado a proclamar y traer la salvación de Jesucristo al mundo".

"Ante el virus que nos amenaza", continúa el cardenal, "ya no podemos considerarnos amos o propietarios de la Creación, pero debemos recordar que, en realidad, sólo somos administradores de ella", lo que significa "vivir con total respeto por los demás y en busca del bien común", porque "no podemos hacer nada sin pensar en cómo afecta esto a nuestro prójimo". De la pandemia, señala el Arzobispo de Madrid, han surgido "la fragilidad, finitud y vulnerabilidad" del ser humano, así como "la gran sed de Dios" inherente al hombre, "muchas veces inconsciente, pero aún presente". En este "momento histórico - es por lo tanto la invitación del Cardenal Osoro - los bautizados debemos llevar el mensaje de Cristo con energía y coraje", y añade: "No se trata de imponer, sino de orientar".

"Ante el virus que nos amenaza", continúa el cardenal, "ya no podemos considerarnos amos o propietarios de la Creación, pero debemos recordar que, en realidad, sólo somos administradores de ella", lo que significa "vivir con total respeto por los demás y en busca del bien común", porque "no podemos hacer nada sin pensar en cómo afecta esto a nuestro prójimo". De la pandemia, señala el Arzobispo de Madrid, han surgido "la fragilidad, finitud y vulnerabilidad" del ser humano, así como "la gran sed de Dios" inherente al hombre, "muchas veces inconsciente, pero aún presente". En este "momento histórico - es por lo tanto la invitación del Cardenal Osoro - los bautizados debemos llevar el mensaje de Cristo con energía y coraje", y añade: "No se trata de imponer, sino de orientar".

El mensaje del Arzobispo de Madrid concluye con una bendición para las diferentes categorías: "los que proclaman el amor de Dios sin miedo"; "los misioneros que viven en comunión"; "los que saben dialogar con los demás, llevando a cada uno la verdad, la justicia, el amor y la misericordia"; "los que son profetas y saben proclamar algo grande, es decir, que somos hijos de Dios"; "los que saben asumir el compromiso de vivir según las enseñanzas de Cristo y dar testimonio de ello con su vida"; por último, los que saben reconocer que "el bien común de nuestro mundo no puede realizarse sin una verdadera conversión de las mentes y los corazones".

01 agosto 2020, 16:17