Vatican News
Argentina Argentina  (ANSA)

Argentina. Monseñor Ojea: dar siempre prioridad a los pobres

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina en su homilía del domingo 2 de agosto exhortó a dar siempre prioridad a los pobres: “ninguna necesidad es más urgente que la necesidad primaria, la necesidad de alimentos, y en eso tenemos que saber establecer jerarquías de valores cuando nos sentemos en una mesa para decidir qué es lo más importante, qué es lo primero”.

Isabella Piro – Ciudad del Vaticano

Dar siempre prioridad a los pobres: lo pidió el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Monseñor Oscar Vicente Ojea, en la homilía de la misa dominical presidida ayer, 2 de agosto. "Tenemos que saber establecer jerarquías de valores cuando nos sentemos en una mesa para decidir qué es lo más importante, qué es lo primero", afirmó el obispo de San Isidro, deteniéndose en el episodio evangélico de la multiplicación de los panes y los peces realizado por Jesús. “Él nos enseña que ninguna necesidad es más urgente que la que es primaria, la necesidad del pobre, la necesidad de alimento”. "La lógica de Jesús - añadió- es el compartir", tal es así que en la Eucaristía "El Señor quiere estar con nosotros". De ahí la invitación dirigida a los fieles para que sepan "dar testimonio" del amor de Dios.

En la misma línea también Monseñor Han Lim Moon, obispo auxiliar de San Martín que, también ayer, en su homilía, se refirió a la crisis provocada por la pandemia de Covid-19, y destacó que “se multiplicaron las ollas populares y en los comedores y merenderos aumentaron mucho los comensales en toda América Latina”. A continuación, el prelado destacó dos virtudes de los que socorren a los necesitados: “la solidaridad generosa de los pobres y de los ricos con talentos, tiempos, bienes materiales y espirituales”; “la fe y acción de gracias a Dios por su providencia que los asiste en cosas concretas”.

El corazón del milagro de la multiplicación de los panes y los peces, dijo Mons. Han Lim Moon, está contenido en "tres acciones en movimiento": “Horizontal, la solidaridad generosa con los hermanos”, “la solidaridad puesta en manos de Jesús quien da gracias a Dios Padre (ascendiente)”, y “su bendición para todos, hecha milagro (descendiente)”; y aconsejó: “Si imitamos estas dos primeras acciones, seguramente Dios nos bendecirá de la misma manera”.

Finalmente, el prelado de San Martín animó a “nutrirse de este pan” y “a ser generoso y solidario dándole gracias a Dios por medio de Jesús, nuestro Señor, y así también, testigo alegre, junto a los demás cristianos, del mayor milagro de la multiplicación del Pan de la vida eterna”.

03 agosto 2020, 19:02