Buscar

Vatican News

Tierra Santa: Reacción de las Iglesias de Jerusalén sobre decisión del caso Jaffa Gate

Los Patriarcas y Jefes de Iglesias en Jerusalén, emitieron una Declaración Conjunta en la que condenan la reciente sentencia del Tribunal de Distrito de Jerusalén, que nuevamente desestimó las pruebas presentadas por la Iglesia Ortodoxa Griega, sobre el llamado caso Jaffa Gate, una batalla legal que desde hace 14 años trata de anular el arrendamiento de 3 propiedades de esa iglesia cerca de la Puerta de Jaffa a un grupo de colonos.

Ciudad del Vaticano

“Hacemos un llamado al gobierno israelí para que actúe con el fin de salvaguardar la integridad de la herencia cristiana y el patrimonio en la Ciudad Vieja, así como los Lugares Santos y los derechos de los residentes del Barrio Cristiano de Jerusalén”, lo afirman los Patriarcas y Jefes de iglesias en Jerusalén, en una Declaración Conjunta en la que condenan la reciente sentencia del Tribunal de Distrito de Jerusalén, que nuevamente desestimó las pruebas presentadas por la Iglesia Ortodoxa Griega, sobre el llamado caso Jaffa Gate, una batalla legal que desde hace 14 años trata de anular el arrendamiento de 3 propiedades de esa iglesia cerca de la Puerta de Jaffa a un grupo de colonos, "que busca aumentar aún más la presencia judía en Jerusalén".

Un intento sistemático de socavar la integridad de Jerusalén

Antes esta situación los cristianos de Tierra Santa consideran que el control de propiedades de la iglesia en Jerusalén por parte de colonos judíos representa una amenaza al Status Quo y un "intento sistemático" de socavar la integridad de la Ciudad Santa. “No vemos este caso – se lee en el documento – como una mera disputa de propiedad. Vemos la tarea de grupos radicales de tomar el control de las propiedades en la Puerta de Jaffa como un intento sistemático de socavar la integridad de la Ciudad Santa, obstruir la ruta del peregrino cristiano y debilitar la presencia cristiana en Jerusalén”.

La sentencia del Tribunal del Distrito de Jerusalén

En su compromiso por salvaguardar el Status Quo histórico de los Lugares Santos y los derechos de las Iglesias que son universalmente reconocidos, los jefes de las Iglesias y  comunidades cristianas en Jerusalén, apoyan “firmemente” los esfuerzos de la Iglesia ortodoxa griega en su petición de justicia. “Nos preocupa la reciente sentencia del Tribunal de Distrito de Jerusalén, que desestimó las pruebas presentadas de la Iglesia Ortodoxa Griega en el caso”, dice el comunicado al reiterar que el caso Jaffa Gate amenaza el Status Quo.

La declaración conjunta de las iglesias de Jerusalén explica que este caso no afecta solo a la Iglesia Ortodoxa Griega y sus propiedades, sino también representa un riesgo para la coexistencia pacífica entre las comunidades por las que se conoce a Jerusalén. “Estos son lugares que más de dos mil millones de cristianos en todo el mundo ven como el corazón de su fe; que millones de peregrinos cristianos visitan cada año; y en el cual los cristianos locales viven su fe”.

El derecho de la organización de colonos judíos

La Corte Suprema dictaminó, la semana pasada, que no había razón para intervenir en una decisión del Tribunal de Jerusalén de 2017 que dictaminó a favor del derecho de la organización de colonos judíos a arrendar tres propiedades de la Iglesia en una ubicación privilegiada en la ciudad vieja de Jerusalén. El acuerdo inmobiliario firmado en 2004, por tres compañías vinculadas a la organización de colonos Ateret Cohanim había sido impugnado por la iglesia, que afirmó que dicho contrato había sido firmado por un funcionario corrupto que no había sido autorizado para hacerlo. No obstante, el Tribunal dictaminó que la iglesia no había proporcionado pruebas suficientes de que los acuerdos se hicieron de manera fraudulenta.

Una batalla legal de varios años atrás

En 2005, cuando se conoció la negociación, se desencadenaron protestas que llevaron a la salida del Patriarca Irineo I y al comienzo de una batalla legal cerrada con la reciente  sentencia de la Corte Suprema, última instancia a la que acudió la Iglesia greco ortodoxa para impugnar la precedente sentencia. Las propiedades incluyen los hoteles Petra e Imperial y una antigua residencia musulmana ubicados junto a la Puerta de Jaffa, una de las siete entradas principales de la Ciudad Vieja de Jerusalén y considerada la más directa para llegar al barrio cristiano.

La declaración firmada por 13 patriarcas y arzobispos de las distintas iglesias cristianas de Jerusalén, encabezado por el mismo patriarca greco ortodoxo Theophilos III, el patriarca armeno ortodoxo Nourhan Manougian y el Arzobispo Pierbattista Pizzaballa, Administrador Apostólico del Patriarcado Latino, entre otros, concluye con las palabras del profeta Amós: “Mejor hagan que la justicia fluya como el agua, y que sean solidarios de continuo como una fuente inagotable” (Amós 5,24).

07 julio 2020, 13:22