Buscar

Vatican News
Cardenal Poli Argentina Cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina 

Poli: Una Patria justa y fraterna bajo el manto de la Virgen

Con motivo del 204º aniversario de la Declaración de la Independencia Argentina, el cardenal Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires y primado del país, presidió la Eucaristía en la Catedral metropolitana. En su homilía, confiando la patria a la Virgen de Itatí pidió "que ponga bajo su manto a la familia humana para superar la prueba de la enfermedad, y nos siga iluminando el camino para construir una Patria más justa, fraterna y solidaria".

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

“Este día, para los católicos y todos los argentinos, tiene un color dominante, el azul y blanco” dijo el cardenal Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires durante la misa presidida en la Catedral metropolitana, con motivo del 204° Aniversario de la Declaración de la Independencia. Con el blanco y el azul, el purpurado no solo se refería a los colores de la bandera argentina sino también a los del manto de la Virgen de Itatí, cuya memoria litúrgica se celebra cada 9 de julio.

"La independencia y libertad proclamada hace dos siglos no siempre se tradujo en tiempo de paz y progreso para todos. Aun así, en medio de la pandemia que nos afecta a todos, hoy retomamos el sagrado legado que nos dejaron los hombres de Tucumán, y con esperanza cristiana le pedimos a la Virgen de Itatí que ponga bajo su manto a la familia humana para superar la prueba de la enfermedad, y nos siga iluminando el camino para construir una Patria más justa, fraterna y solidaria", dijo el cardenal Poli.

El cardenal Poli hizo un breve recorrido por la historia de la tradición de la imagen de la Virgen de Itatí y su cercanía al pueblo argentino, en particular, al de la Arquidiócesis de Corrientes, de la que es patrona y protectora. “Los signos celestes con los que se presentó en su origen, tuvieron una proyección inimaginable en la evangelización de nuestra Patria. Los acontecimientos que se dieron en estos cuatro siglos con su presencia maternal, tienen por testigos a millones de devotos que peregrinando a su santuario, ante su bella y celestial imagen, le cuentan sus necesidades y problemas, y también dan muestras de gratitud por los favores recibidos”, destacó.

Con el  Primado de Argentina, concelebraron monseñor Joaquín Mariano Sucunza, obispo Auxiliar y el rector de la catedral, presbítero Alejandro Russo. Este último, abrió la celebración pidiendo a los argentinos dar gracias a Dios por todos los dones recibidos y ofrecer el trabajo de hombres y mujeres que desde las fábricas, los talleres, los campos, las oficinas, las aulas, las rutas y los hogares han sostenido y han hecho crecer a la Patria, “para que sea verdaderamente independiente cada día”.

Por su parte, la Conferencia episcopal argentina publicó una especial Oración por la Patria dirigida a Nuestra Señora de Luján, patrona de Argentina: Hoy alzamos nuestros ojos y nuestros brazos hacía tí"(….) ¡Argentina! ¡Canta y camina! Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.

10 julio 2020, 08:29