Buscar

Vatican News
The new Honduran Penal Code comes into force amid popular rejection El nuevo código penal en Honduras  (ANSA)

Obispos de Honduras: Nuevo Código Penal protege a los corruptos

Desde el 25 de junio entró en vigencia el nuevo Código Penal en Honduras. Sobre este nuevo código los obispos han denunciado el año pasado, en sus asambleas plenarias, que se convierte en un instrumento de protección de los corruptos y narco políticos. Con los obispos han protestado también, instituciones de orden político, gremial, académico e instituciones a nivel internacional. Vatican News ha entrevistado al presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras, Mons. Ángel Garachana.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

El nuevo Código Penal entró en vigencia el pasado 25 de junio, en medio a una serie de controversias. Diferentes sectores de la sociedad y la Iglesia, consideran que este nuevo código garantiza la imposibilidad de poder procesar a una persona por actos de corrupción.

Por ejemplo, en el anterior Código Penal, al abordar el delito sobre el abuso de autoridad, este tenía una pena de tres a seis años de prisión,  actualmente  en  la  propuesta  del  nuevo documento no  esta considerada ninguna pena que prive de su libertad a quien cometa ese delito. Otro ejemplo, el delito de malversación de caudales públicos pasó de una  pena  de  6  a  12  años,  a  una de 4  a  6  años,  es  decir  que  probablemente  con  los  beneficios  que  se  establecen  en  una  normativa  penal,  las  personas  involucradas  en  estos  delitos  probablemente  jamás  pondrán  un  pie  en  la  cárcel.

El Código Penal en Honduras

El anterior Código Penal tenía data del 23 de agosto de 1983, es decir que han pasado 36 años desde esa fecha. En Honduras, en todos estos años, se han dado muchos cambios sociales, han surgido nuevas formas de delitos, ha evolucionado también el tipo de pena que merece uno u otro delito lo que ha provocado que se hayan introducido  cantidad  de  reformas  en sus  artículos. 

VaticanNews, en entrevista con el presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Angel Garachana, dijo que, era necesario un nuevo Código Penal que respondiera a  las  actuales  circunstancias  y  necesidades. El nuevo Código Penal aprobado en el  Congreso  y  publicado  en  la  Gaceta  el  10  de  mayo  del  año  2019, se  le  concedió  hasta  el  mes  de  noviembre  de  2019  como  vacatio legis, y dadas  las  críticas  que  tuvo, se  amplió ese  tiempo  hasta  el  25  de  junio  del  2020.

Un nuevo código cómo le conviene al congreso

De tal manera que, afirmó el prelado, ese día 25 de junio  de  2020,  si  el  Código  Penal  Publicado en la Gaceta, no  tenía  nueva  prolongación,  o  no  era  abrogado,  entraba  en  vigencia. VaticanNews le pregunta a Mons. Garachana, por qué hacer vigente este código ahora  en  este  tiempo  de  pandemia, el prelado afirmó que el  nuevo  Código  Penal  ya  fue  aprobado  el  10  de  mayo  del  2019,  ya  ha  tenido  una  vacatio legis, y  automáticamente  entró  en  vigencia  pasadas  las  12  horas  del  24  y  empezando  el  día  25. Lo único que hubiera impedido su entrada en vigencia es que el Congreso  antes  de  esta  fecha  del  25  lo  hubiera  abrogado  o  prolongado  la vacatio legis,  pero  no  lo  hizo. “Porque este código  es  el  código  que  quieren  y  el  código  que  les  conviene”, señaló el presidente de la Conferencia episcopal de Honduras.

Mons. Angel Garachana, presidente Conferencia Episcopal Honduras

La Iglesia ha denunciado en más de una ocasión la corrupción

Desde que el nuevo Código Penal fue aprobado, hasta el 25 de junio pasado,  se han pronunciado por su abrogación y la no entrada en vigencia, la Conferencia Episcopal en sus asambleas plenarias,  la sociedad, instituciones  de  orden  político,  de  orden  gremial,  de  orden  académico e instituciones internacionales.

La Conferencia Episcopal de Honduras, ha expresado en más de una ocasión la preocupación  ante el “nivel  tan  profundo  y  extenso  de  la  corrupción,  que  es  vergüenza  de  la  vida  pública,  peligro  para  la  paz  social  y  raíz  de  la  iniquidad  social,  de  la  pobreza  del  país”.   Los obispos han afirmado que el  nuevo  Código  Penal  se  convierte  en  un  instrumento  de  protección  de  los  corruptos  y  narco  políticos, y han insistido en  este  aspecto,  por  la  dimensión  moral  que  conlleva,  "pues  la  corrupción  arranca  de  la  corrupción  de  la  conciencia  moral  y  termina  en la  corrupción  de  las  instituciones,  de  hecho  las  diversas  instituciones  del  gobierno, no  gozan  de  credibilidad  para  la  mayoría  de  la  población", según el prelado.  

Mons. Angel Garachana, presidente Conferencia Episcopal Honduras

El cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, dijo en su homilía del 21 de junio, hablando sobre el código penal, que no se puede ignorar, ni tampoco pensar que una ley pueda proteger a aquellos que tienen cuentas pendientes. Ojalá, afirmó, que a la perspectiva de esta palabra de Dios que dice: "No hay nada oculto que no llegue a descubrirse", el que tiene algo que ocultar porque es un delito o un crimen piensen en estas palabras, expresó, . y traten de enmendar sus vidas, en la justicia. Dios es misericordioso, Dios nos ama, pero no puede pactar con el mal y el que hace el mal, tiene que arrepentirse, pedir perdón y restituir lo que se ha robado o lo que se quiere robar. "No hay nada oculto que no llegue a descubrirse, no hay nada escondido que no llegue a saberse", dijo.  

01 julio 2020, 12:08