Buscar

Vatican News

Laudato si’, un llamado a la conversión

En el 2015, el Papa Francisco nos invitaba a través de la Encíclica Laudato si’ a poner una especial atención al cuidado de nuestra casa común, así como de nuestros hermanos y hermanas mas frágiles. A los 5 años de su publicación, el llamado sigue siendo actual y el Papa nos pide renovar nuestro compromiso por el bien común.

Ciudad del Vaticano

“Abre nuestras mentes y toca nuestros corazones, para que podamos ser parte de la creación”. Esta frase forma parte de la oración propuesta por el Papa Francisco con ocasión del año Laudato si’, convocado por él mismo el pasado 24 de mayo. Durante este tiempo, se busca que sigamos reflexionando y concretizando nuestro compromiso por el bien de la casa común.

Mi responsabilidad con la creación

Cotidianamente, todos nosotros hacemos experiencia de la crisis ecológica actual: lo podemos ver en el aire, en el agua, en los suelos, así como en nuestros hermanos y hermanas descartados del planeta. Pero ¿Cuáles son las causas de esta crisis ecológica? ¿Acaso son los líquidos contaminantes, los residuos tóxicos o el dióxido de carbono?

Como dice el Papa Francisco en su Encíclica: “No nos servirá describir los síntomas, si no reconocemos la raíz humana de la crisis ecológica”. Hoy, mas que nunca, estamos llamados a reconocer que la raíz de este problema se encuentra: en nuestro deseo de posesión, dominio y transformación desmedido; en buscar extraer los recursos naturales todo lo posible; en creer que es posible un crecimiento infinito o ilimitado.

“Sin embargo, es posible volver a ampliar la mirada, y la libertad humana es capaz de limitar la técnica, orientarla y colocarla al servicio de otro tipo de progreso más sano, más humano, más social, más integral” (Laudato si’, 112).

Orar

Hoy les invitamos a orar con nosotros esta hermosa oración por el cuidado de la creación:

Dios de la creación
Al principio de los tiempos nos diste un mandato:
Cuidar y ser responsables de la creación
a través de las generaciones lo que Tú habías creado.

Hoy, nos arrodillamos en este mismo mundo
que es parte de tu creación
Un mundo que en muchos aspectos y
lugares es más espléndido que nunca,
pero en otros, lo hemos mancillo hasta dejarlo irreconocible.

Aparta de nosotros nuestra propia inconsciencia.
Ayúdanos para que nuestras obras sean reflejo de Tu luz
Ayúdanos a reparar el mundo que creaste para nuestro sustento,
de modo que podamos volver a ver en él, la belleza
y armonía que tu creaste. Amén

Detengámonos un momento

¿Podemos vivir sin hacernos responsables de la crisis ecológica?

¿Podemos ver como nuestras acciones cotidianas afectan nuestra casa común?

¿Podemos comprometernos en el cuidado de la casa común y volver a orientar nuestras técnicas por un mejor progreso?

En la oración por el año Laudato si’ el Papa nos invita a rezar:

“Haznos valientes para abrazar los cambios dirigidos a la búsqueda del bien común”.

El 1 de septiembre de 2019, durante la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la Creación, el Papa Francisco dirigía estas palabras: “Cada fiel cristiano, cada miembro de la familia humana puede contribuir a tejer, como un hilo sutil, pero único e indispensable, la red de la vida que abraza a todos. Sintámonos involucrados y responsables de cuidar la creación con la oración y el compromiso. Dios, «amigo de la vida» (Sb 11,26), nos dé la valentía para trabajar por el bien sin esperar que sean otros los que comiencen, ni que sea demasiado tarde”.

31 julio 2020, 11:00