Buscar

Vatican News
Ciudadanos en Guyana. Ciudadanos en Guyana. 

Guyana: Obispo de Georgetown llama a la unidad ante la tensión tras elecciones

El mensaje de monseñor Francis Alleyne llama a la unidad y al respeto mutuo ante el polémico clima político y social que desde hace 4 meses vive el país suramericano por las repetidas impugnaciones de los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 2 de marzo.

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

“Hay una tensión desproporcionada, desconfianza, miedo, ira y otras actitudes erosivas entre el pueblo de Dios”. Así describe monseñor Francis Alleyne, obispo de Georgetown, en un mensaje publicado el pasado fin de semana, la difícil situación política y social que está viviendo Guyana tras las elecciones del pasado 2 de marzo, cuyos resultados han sido repetidamente impugnados mientras el gobierno sigue a la deriva entre facciones políticas y polémicas jurídicas.

“En los últimos meses Guyana ha estado esperando la conclusión del proceso electoral. En ese tiempo hemos escuchado muchas voces diciendo muchas cosas. Muchas de las cosas que se han dicho han sido conflictivas, algunas voces han profesado ser más autoritarias que otras, algunas hablaron más alto que otras. Mucho se ha dicho con ira, con miedo, a veces de una manera muy impropia e irrespetuosa de quien pronuncia esas palabras y de aquellos a quienes van dirigidas”, crítica el obispo.

Efectivamente, a pesar de que la presidenta de la Corte Suprema de Guyana, Roxanne George, determinó este lunes que el recuento de votos llevado a cabo tras las elecciones del 2 de marzo es válido, la decisión podría ser nuevamente revocada como lo ha sido en los últimos meses, desde las elecciones que dieron la victoria a la coalición oficialista del presidente David Granger. Tras el rechazo de varios recursos judiciales que impugnaban los resultados, el Consejo electoral de Guyana confirmó, la semana pasada, por tercera vez los resultados. Nuevas impugnaciones y la intervención del Caricom ( Comunidad de Estados del Caribe) se han subseguido mientras el gobierno guyanés continúa en el limbo.

“Esto no nos ha llevado a un ninguna parte” – sentencia el obispo de Georgetown al hablar de la tensión desproporcionada y la desconfianza incubadas en los últimos cuatro meses. En este contexto, monseñor Alleyne recuerda que estos sentimientos no son nuevos, que se han sembrado hace décadas, y que a menudo se desbordan antes de las comicios electorales. Por eso advierte que “la conclusión del proceso electoral no los eliminará ni nos colocará automáticamente en un mejor lugar o situación”.

Entonces, qué camino seguir, se  pregunta el prelado guyanés, a lo que responde “Ámense los unos a los otros”, título de su mensaje, inspirado en la homilía de Papa Francisco, el pasado 29 de junio, Fiesta de San Pedro y San Pablo y en la que recuerda que ambos  santos, líderes formidables, a pesar de ser rivales en personalidad y pensamiento, compartían una pasión y  fe en común con profundo respeto mutuo y colaboración en la misión.

Y este es el llamado de monseñor Alleyne al concluir su mensaje, “amarse unos a otros desde sus respectivas tradiciones de fe y dar alimento a ese amor en forma de perdón, construyendo confianza y respeto mutuo, viviendo al servicio de los demás, y estar llenos de pasión para proteger y construir el reino de Dios en Guyana. 

21 julio 2020, 17:41