Buscar

Vatican News
El Papa Francisco visitando el Parque del Hipocentro de la Bomba Atómica en Nagasaki, Japón, el 24 de noviembre de 2019. Foto de archivo  (Vatican Media)

En EE. UU. Jornada de oración en el 75º aniversario de la bomba atómica

El 6 y el 9 de agosto se conmemora el 75º aniversario de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. Desde la visita del Papa San Juan Pablo II al Japón en 1981, cada año la Iglesia Católica en Japón ha observado diez días de oración por la paz. En observación de este 75 aniversario, los obispos invitan a los católicos de los Estados Unidos, y a todos aquellos de buena voluntad, a unirse en solidaridad en una jornada de oración el 9 de agosto.

Liza Zengarini – Ciudad del Vaticano

Con motivo del 75º aniversario del bombardeo nuclear de Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto próximos, los obispos de los Estados Unidos invitan a los católicos y a "todas las personas de buena voluntad" a participar en una jornada especial de oración, estudio y acción por el desarme nuclear el domingo 9 de agosto. La jornada se celebrará conjuntamente con los Diez Días de Oración por la Paz, la cita anual promovida por la Iglesia en Japón desde 1981 en agosto.

"El siglo XXI sigue siendo testigo de conflictos geopolíticos con actores estatales y no estatales que utilizan armas cada vez más sofisticadas, como también de la erosión del marco jurídico internacional sobre el control de los armamentos", afirma una nota de la Comisión de Justicia Internacional y Paz de la Conferencia Episcopal (Usccb). Los obispos estadounidenses renuevan, pues, su apremiante llamamiento contra la proliferación nuclear, retomando las firmes palabras pronunciadas por el Papa Francisco en Nagasaki el pasado 24 de noviembre con ocasión de su visita apostólica a Japón:

“Un mundo en paz, libre de armas nucleares, es la aspiración de millones de hombres y mujeres en todas partes”. […] “Nuestra respuesta a la amenaza de las armas nucleares debe ser colectiva y concertada, basada en la construcción ardua pero constante de una confianza mutua que rompa la dinámica de desconfianza actualmente prevaleciente”.

Una posición reiterada en febrero pasado por la misma Comisión Episcopal que había relanzado el llamamiento del Papa contra el uso y la posesión de armas nucleares. Esta responsabilidad, había subrayado Justicia y Paz, "pesa en la conciencia de todos", tanto de las naciones que poseen armas atómicas, como los Estados Unidos, que deben tomar la iniciativa de reducirlas, como de las que no las tienen que "deben abstenerse de tratar de obtenerlas para que el artículo VI del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares (TNP) sea un instrumento eficaz" para su completa eliminación.

14 julio 2020, 12:19