Buscar

Vatican News
Solemnidad de la dedicación del Santo Sepulcro (15/07/2020) Solemnidad de la dedicación del Santo Sepulcro (15/07/2020)  (Nadim Asfour /CTS)

Tierra Santa. Solemnidad de la dedicación de la Basílica del Santo Sepulcro

El pasado 15 de julio se celebró la Solemnidad de la Dedicación de la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén, presidida por Fray Francesco Patton, Custodio de Tierra Santa. En su homilía destacó: “este lugar y la fiesta de hoy nos recuerdan que también en la Iglesia hay una belleza desfigurada y transfigurada”.

Tiziana Campisi - Vatican News 

"La belleza desfigurada y la belleza transfigurada son una posible síntesis del mensaje de este lugar y esta fiesta. Estos dos aspectos conciernen a Jesús de Nazaret crucificado y resucitado, conciernen a la Iglesia, conciernen a cada uno de nosotros": esta es la reflexión del Custodio de Tierra Santa, Fray Francesco Patton, que ayer en Jerusalén presidió la celebración de la Solemnidad de la Dedicación de la Basílica del Santo Sepulcro, que tuvo lugar el 15 de julio de 1149. "Este lugar y la fiesta de hoy nos recuerdan que también en la Iglesia hay una belleza desfigurada y transfigurada - dijo Fr. Patton en su homilía publicada en el portal de la Custodia de Tierra Santa - Es como si este lugar llevara físicamente dentro de sí no sólo el recuerdo de la pasión y la resurrección del Señor, sino también la pasión y la resurrección de la Iglesia".

Belleza desfigurada y transfigurada de la Iglesia

El Custodio de Tierra Santa subrayó que la belleza de la Iglesia "está desfigurada sobre todo por el pecado de sus hijos, por los escándalos que a menudo hacen ineficaces su predicación y su acción" y de nuevo por "todos los escándalos vinculados a nuestra conducta antievangélica, de la que los medios de comunicación se nutren a menudo y por desgracia alimentan estos mismos escándalos". Mientras que la belleza transfigurada de la Iglesia, añadió el Fr. Patton, es la que "brilla en el testimonio ofrecido por los esposos cuando se aman fiel y fecundamente", "en las personas consagradas, cuando se dedican a sembrar la fraternidad en el mundo de hoy, que idolatra el ego, el éxito y el placer", "en los pastores cuando permanecen cerca del rebaño de Cristo poniendo en riesgo su vida, porque no quieren abandonar el rebaño que se les ha confiado".

La belleza transfigurada del hombre redimido

Finalmente, sobre la belleza desfigurada y transfigurada en cada uno de nosotros, el Custodio de Tierra Santa señaló que "si nuestro pecado desfigura la obra de Dios en nosotros", "el amor infinito con el que el Padre nos ama, ofreciendo por nosotros, aquí, su Hijo, nos da la belleza transfigurada del hombre redimido que participa en la Pascua de Jesús".

Deseada por el emperador Constantino y su madre Elena y consagrada en el año 355, el Santo Sepulcro, o Basílica de la Anástasis, es un complejo de edificios que han sufrido varias transformaciones a lo largo de los siglos. Hoy en día, el "lugar más importante para los cristianos de todo el mundo" es una síntesis de lo que queda de las construcciones de Constantino y la obra de los cruzados y reúne el Calvario y la Tumba de Jesús, como para significar la indivisibilidad de la muerte y la resurrección del Redentor.
 

16 julio 2020, 12:02