Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo  (AFP or licensors)

Costa Rica: Obispos piden responsabilidad ante aumento de casos de COVID-19

Los obispos de la Conferencia episcopal de Costa Rica llaman a tomar conciencia y acatar las disposiciones sanitarias, luego de la avalancha de contagios por Covid-19 de los últimos días, a causa de la “falta de conciencia y de responsabilidad” por parte de la ciudadanía.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

En un comunicado el episcopado costarricense advierte que “la cifra de contagios aumenta exponencialmente” y los hospitales corren el riesgo de colapsar frente al incremento de la demanda de pacientes con síndromes graves de la enfermedad.

“La vida es un don de Dios que cada uno debe cuidar para sí mismo y para los demás también. Es algo de lo que hemos dar cuenta a Dios”, escriben, al insistir que se trata de una grave responsabilidad moral, derivada de la fe, cuidar de la propia salud y de la salud de los demás hermanos. Para los prelados, observar fielmente las disposiciones y medidas sanitarias que las autoridades nos han emanado desde el principio de la crisis, es la única manera de contrarrestar los efectos de la transmisión del virus, que ya es comunitaria, no sólo en Costa Rica sino en toda América Latina.

Hasta hace algunas semanas, Costa Rica era un ejemplo mundial de gestión de la emergencia sanitaria por la celeridad y eficiencia de las disposiciones de las autoridades para controlar la difusión del coronavirus. De allí, el agradecimiento de la Iglesia costarricense a las autoridades sanitarias por haber asumido la responsabilidad de cuidar y seguir de cerca la salud de los ciudadanos: “Agradecemos el que hayan asumido claramente la prioridad de cuidar nuestra salud, la vida de los habitantes de nuestro país”.

En ese contexto, los obispos hacen nuevamente un llamado “a la cordura, a la solidaridad con los demás, a percibir el bien común en la necesidad de cuidar la salud de todos los costarricenses”. El mensaje de la CECR concluye con una invitación a ver el futuro con esperanza haciendo lo que corresponde a favor de todos y piden la intercesión de Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de Costa Rica.

Costa Rica atraviesa una segunda ola pandémica luego de la apertura, de manera controlada y diferenciada por distritos y cantones, de las actividades económicas, comerciales y sociales. De una tasa de contagios y de mortalidad más baja del continente mantenida hasta mediados de junio, se pasó a un repunte diario de contagios que llevó, ayer, sábado 4 de julio, a un nuevo récord con el conteo de más de 300 nuevos casos, sobre todo, en el área metropolitana. Debido a esta situación, las autoridades establecieron una alerta naranja para la capital San José y 11 cantones a su alrededor, con una restricción a la circulación de vehículos y a la actividad comercial a partir de las 19.00 horas y hasta las 5.00 horas del día siguiente entre semana. Los fines de semana solo pueden circular vehículos de acuerdo con el número de placa y únicamente para ir al supermercado, a las farmacias o centros de salud.

06 julio 2020, 15:54