Vatican News

Brasil. Consejo Misionero Indígena: más de cinco mil indígenas contagiados

El Consejo Misionero Indígena (CIMI), organización vinculada a la Conferencia Episcopal de Brasil, denunció que se necesita de modo urgente un plan de acción gubernamental para contener el avance del coronavirus en los territorios indígenas.

Ciudad del Vaticano

"En Brasil, durante estos tres meses de la pandemia, los datos oficiales publicados por la Secretaría Especial de Salud Indígena indican 103 muertes de indígenas por el Covid-19 y al menos 3.079 indígenas contagiados hasta el 16 de junio. Según los datos recogidos por la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil hasta el 14 de junio, los números son aún más aterradores: 281 muertes de indígenas y 5.361 contaminados por el nuevo coronavirus". Esta es la denuncia del Consejo Misionero Indígena (CIMI), organización vinculada a la Conferencia Episcopal de Brasil, en una nota publicada en el sitio web del Episcopado.

El coronavirus está empeorando en las aldeas indígenas

La alarma del organismo tiene como objetivo llamar la atención sobre el hecho de que la transmisión del coronavirus está empeorando en las aldeas indígenas y pedir que se tomen medidas urgentes para contenerlo. El Consejo, de hecho, ha seguido la evolución de la pandemia entre los pueblos indígenas de Brasil desde la llegada del virus al país, destacando que el contagio se ha extendido desde Manaos a las altas y medianas Solimões, Vale do Javari, Rio Negro, en el Estado de Amazonas y también en los estados de Roraima, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Pará, Maranhão, Ceará, Pernambuco, así como en la costa sur de Brasil.

Contener el avance del coronavirus en los territorios indígenas

"En todas estas regiones el virus ya está presente en los pueblos", denunció el CIMI, expresando su cercanía y solidaridad con el sufrimiento de los indígenas, y pidiendo al gobierno federal que tome medidas urgentes para contenerlo. El CIMI también pide al actual gobierno "que respete esta grave situación en la que se encuentra toda la población brasileña, en particular los indígenas. Asumir sus responsabilidades constitucionales para el cuidado y la relación con toda la sociedad, y no sólo con un partido. Es urgente la necesidad de un plan de acción gubernamental para contener el avance del coronavirus en los territorios indígenas, incluyendo el combate a las invasiones, el retiro de los invasores y la estructuración de equipos multidisciplinarios con profesionales, equipos e insumos para la correcta asistencia a las comunidades que solicitan ayuda en las diversas regiones del Brasil, y para llevarles alimentos y cuidados seguros".

Solidaridad con los pobres y los pueblos indígenas

"Reafirmamos nuestro apoyo y nuestro compromiso con los pueblos indígenas, sus comunidades, líderes y organizaciones en su lucha por la existencia y la resistencia en sus territorios, tanto en las zonas rurales como en las urbanas – se lee en la nota de CIMI – pedimos a toda la sociedad que siga actuando en solidaridad con los pobres y los pueblos indígenas de todo el Brasil, sensible al sufrimiento de estos hermanos y hermanas y en oposición al discurso y las acciones violentas que provienen de quienes deben defenderlos". Reafirmamos también la importancia de denunciar y luchar por los derechos constitucionales de los pueblos indígenas, tanto en el ámbito nacional como en el internacional de la protección de los derechos humanos".

"Con los pueblos indígenas, seguimos aprendiendo el significado de la solidaridad y la gratuidad, redescubriendo la profunda articulación entre la vida cotidiana y lo sagrado y las innumerables formas de construir entre nosotros el Reino de Justicia, Paz y Libertad", concluye la nota.

19 junio 2020, 16:21