Buscar

Vatican News
Bolivia celebrates Corpus Christi amid coronavirus lockdown Bolivia celebrates Corpus Christi amid coronavirus lockdown  (ANSA)

Monseñor Curiel: depende del sentido común para salir de la pandemia

Mons. Carlos Curiel Herrera, obispo Auxiliar de Cochabamba, Bolivia, es también Médico Cirujano, da algunas recomendaciones por el medio de la Conferencia Episcopal boliviana, Iglesia Viva, para enfrentar la pandemia, y vivir la fe, infundiendo esperanza, activando la solidaridad e impulsando la oración.

Ciudad del Vaticano

Mons. Carlos Curiel Herrera, obispo Auxiliar de Cochabamba, Bolivia, da algunas recomendaciones por el medio de la Conferencia Episcopal boliviana, Iglesia Viva, para enfrentar la pandemia, y vivir la fe, infundiendo esperanza, activando la solidaridad e impulsando la oración. El prelado, ve con “mucha preocupación” la situación del Covid 18 en Bolivia, y aconseja que depende del “sentido común, el sentido de responsabilidad de cada ciudadano en adoptar las medidas que conocemos” para evitar el contagio, la expansión.

En América Latina, el sistema sanitario deja mucho que desear, hace falta que el sistema de salud sea organizado, operativo, bien asesorado, sabiendo que tiene que invertir en riesgos de baja probabilidad, es decir, se necesitan pruebas diagnósticas oportunas y ágiles, para detectar el virus.  El prelado dijo es fácil decir que el sistema de salud y los sistemas epidemiológicos han fracasado, pero en realidad, en el continente ha fracasado sobre todo la toma de conciencia de cada uno ante la gravedad del problema. “Fracasamos muchos de nosotros”.

Mantengamos las medidas de Bioseguridad para controlar la transmisión

Siguen siendo muy importantes, y determinantes, las medidas que tomemos y cómo actuemos en esta situación. Si mantenemos las medidas de distanciamiento social, la higiene frecuente de manos, uso de la mascarilla, entre otras, podremos controlar mejor la transmisión. No salgamos de casa, salvo necesidades importantes y urgentes, tomando las debidas medidas de bioseguridad.

Nuestro ser Iglesia demanda la necesidad de vivir y celebrar los Sacramentos

El prelado dijo que la fe, “nuestro ser Iglesia, demanda la necesidad de vivir y celebrar los Sacramentos”. Sin embargo, al no poderlos vivir presencialmente, señaló Mons. Curiel, recurrimos a nuestra Fe en el Dios de la Vida. El encuentro con Jesús es posible con la “Comunión Espiritual”.

A las familias, el prelado les pide que “renueven su fe en el Dios de la Vida, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Escuchen su Palabra, esa Palabra que es Vida en Él, que es Esperanza, que es Amor, que la mediten y traten de vivir fundamentados en ella, recordando lo que Jesús nos dice: “”«Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca: Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca.” (Mt. 7,24-25).

Orar en familia, reconciliarse, cuidarse mutuamente

El prelado pidió al pueblo de Dios, que se ayuden unos a otros a enfrentar y transitar esta crisis readaptando rutinas pidiendo a Dios paciencia, infundiendo esperanza, activando la solidaridad e impulsando la oración. Oren en familia, les dijo, aprovechen, los que tienen posibilidades, los espacios de oración, celebraciones, que se dan por las redes sociales. Estrechen los lazos de amor entre los miembros de familia, si hay algo que reconciliar, reconcíliense en profundidad, y vivan un Pentecostés renovado, donde, desde la diversidad de carismas puestos al servicio de la familia, fortalezcan la unidad de la misma.

Por último, Mons. Curiel pide a cada uno tomar conciencia de que esto es un problema muy serio, que no ha pasado, que sigue entre nosotros, y que la “mecha” para que la pandemia prenda de nuevo es muy corta si la población descuida las pautas para frenarla. Debemos asumir nuestra responsabilidad, dijo, protegernos y proteger a los demás. Asumir con responsabilidad las medidas de bioseguridad. “Contribuyamos todos en afrontar la pandemia, y sus consecuencias. Como nos decía el Papa Francisco: “debemos remar juntos”, activemos la solidaridad, desde nuestras posibilidades, sobre todo hacia aquellos más vulnerables, que están padeciendo más por esta enfermedad y sus consecuencias sociales, políticas y económicas”.

12 junio 2020, 15:34