Buscar

Vatican News
2020.06.02  Monsignor-Luigi-Padovese. 2020.06.02 Monsignor-Luigi-Padovese. 

Décimo aniversario del asesinato de Monseñor Padovese, Obispo de Diálogo

El 3 de junio de 2010, el Vicario Apostólico de Anatolia fue asesinado por su chofer. Debido a la pandemia, las iniciativas previstas para el décimo aniversario de la muerte se posponen, pero en un libro, en turco, podemos ahora releer las homilías y los discursos de Monseñor Padovese.

Amedeo Lomonaco y Benedetta Capelli - Ciudad del Vaticano

Monseñor Luigi Padovese es un "grano de trigo caído en la tierra" para dar "mucho fruto". Es en estas palabras pronunciadas por el Cardenal Dionigi Tettamanzi el día del funeral del Vicario Apostólico de Anatolia en la Catedral de Milán, el 14 de junio de 2010, que se concentra el significado de una misión, anclada en el Evangelio, que ni siquiera la muerte puede extinguir. La de Monseñor Padovese sigue siendo la voz indeleble de un obispo del diálogo que ha entrelazado la vida y la muerte con Turquía, un puente entre Occidente y Oriente Medio. Debido a la emergencia sanitaria vinculada al coronavirus, las celebraciones conmemorativas se han pospuesto hasta el próximo año.

Una muerte que da frutos

Han pasado diez años desde el brutal asesinato del obispo capuchino asesinado en Iskenderun por su chofer, delincuente confeso. Una "muerte súbita y trágica", dijo Benedicto XVI en la audiencia general del 9 de junio de 2010, "que nos dejó afligidos y consternados". Pero la vida y la muerte de Monseñor Padovese dieron sus frutos. Su testimonio sigue siendo un regalo vivo y permanente para el pueblo de Dios y en particular para los cristianos de Turquía. Su compromiso al servicio de la paz, el diálogo interreligioso y la coexistencia pacífica permanece.

Ser cristiano en Turquía es un regalo

Monseñor Padovese era consciente de que su misión no estaba exenta de riesgos. "De todos los países de antigua tradición cristiana -escribió en 2005- ninguno ha tenido tantos mártires como Turquía. La tierra que pisamos ha sido lavada con la sangre de tantos mártires que eligieron morir por Cristo". Pero es "un don -dijo- ser cristiano en Turquía y una gracia pertenecer a esta Iglesia que es la heredera de la primera Iglesia cristiana... La Iglesia de Anatolia es una Iglesia viva".

El camino del diálogo

Una de las piedras angulares de la misión de Monseñor Padovese es el diálogo. "En Turquía", dijo el prelado en su última homilía del 30 de mayo de 2010, "se aprende a aceptar la diversidad, pero también es importante ser aceptado". En este sentido, el único camino es el de la cordialidad y la amistad. He buscado el diálogo con las autoridades y con el mundo musulmán y estoy cada vez más convencido de que el diálogo, antes de ser un encuentro y una confrontación de ideas, debe ser un encuentro entre hombres que tienen tanto corazón como mente. Si un diálogo no involucra al corazón, no hay necesidad de ello".

El 3 de junio de 2010

Ya unos años antes del asesinato, el Vicario Apostólico de Anatolia temía que lo mataran. "Existe el temor", escribió en 2007, "de que de repente uno o más locos hagan algún gesto. Esta situación todavía ata mis movimientos porque me doy cuenta de que todo es posible ahora". Todo fue desafortunadamente posible y el 3 de junio de 2010, a la hora del almuerzo, Monseñor Padovese fue asesinado en su casa de Iskenderun. El asesino era su chofer, Murat Altun.

Escuchando la sinfonía del ecumenismo

Para el año académico 2010-2011, Monseñor Padovese había planeado un curso de formación que nunca pudo realizar. El título de ese curso era "La búsqueda de Dios". Puente de diálogo" resuena aún hoy y de manera especial en Turquía, tierra inextricablemente ligada a San Pablo. Este país, como Monseñor Padovese ha recordado repetidamente, es también hoy un cruce crucial para el viaje ecuménico. El Apóstol de los Gentiles invita a los cristianos - subrayó el prelado en una entrevista concedida a Radio Vaticana el 12 de octubre de 2008 - a escuchar la "sinfonía" de las Iglesias cristianas.

Un libro en turco con las homilías de Monseñor Padovese

Las meditaciones y los discursos de Monseñor Padovese son objeto de un libro en turco, titulado "Testimonio del Buen Pastor", editado por la periodista Maria Grazia Zambon y con el prefacio del obispo Paolo Bizzeti, Vicario Apostólico de Anatolia. El libro, destinado a la comunidad de la Iglesia turca, se publicará mañana. Maria Grazia Zambon, desde hace 18 años en Turquía como Fidei Donum de la diócesis de Milán, subraya a Vatican News que en la capilla dedicada a Monseñor Padovese en la iglesia de Iskenderun "los cristianos del lugar se detienen, rezan y ya lo invocan".

03 junio 2020, 14:07