Buscar

Vatican News
Iglesia en salida. Iglesia en salida.   (ANSA)

Bätzing: Con Pentecostés aprendemos que la Iglesia debe aventurarse a salir

Abrirse, huir de los espacios cerrados y limitados e ir hacia la gente: esto es lo que debe hacer la Iglesia, dijo en su homilía el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Monseñor Georg Bätzing, con motivo de la celebración de Pentecostés.

Roberta Barbi – Ciudad del Vaticano

Pentecostés es la fiesta que alienta y muestra el camino, según el prelado: "Afuera, frente a los campanarios, en el medio de la ciudad y en el mundo, este es el lugar verdaderamente emocionante para hablar de Dios e invitar a las personas a experimentar Dios". “En Pentecostés, los apóstoles dejaron su habitación y se ofrecieron al público: este mensaje es aún más válido hoy, en tiempos de Coronavirus, dijo, durante muchas semanas, la vida en Alemania estuvo cerrada. Ahora la sociedad está despertando gradualmente y se debe encontrar un equilibrio entre la libertad y la seguridad siempre que no se haya evitado el peligro de la pandemia".

Aunque hay minorías disidentes, incluso ruidosas y brutalmente agresivas, hasta ahora son un fenómeno marginal, mientras que la mayoría de los ciudadanos está de acuerdo con la restricción temporal de la libertad civil y el efecto de las medidas demuestra el éxito en contener la epidemia, según el presidente de los obispos.

"La cuestión religiosa podría volverse aún más silenciosa en la esfera pública y ser empujada a la esfera privada, las funciones religiosas podrían volverse aún más vacías, la concepción cristiana del mundo y del hombre podría colapsar aún más violentamente. Sí, este tiempo de crisis agrava el anuncio del tiempo a la Iglesia. Debemos enfrentarlo, penetrarlo y encontrar respuestas juntos", dijo el obispo al recordar las palabras del mensaje del Papa Francisco para Pentecostés y su constante ejemplo" para abrir constantemente las puertas, para ir a las periferias y fronteras, acercarse a las personas y pedirle a la Iglesia un nuevo comienzo”.

"La pregunta ahora es cómo tener éxito en seguir este llamado y el ejemplo del Papa, quien siempre se ha referido directamente a Cristo - continuó - tal vez una mirada a los apóstoles podría ayudar: nos inclinamos a leer Pentecostés en los Hechos de los Apóstoles, en el relato del contraste entre el miedo y el nuevo coraje, pero los Hechos de los Apóstoles no saben nada de las puertas cerradas detrás de las cuales los discípulos tenían una barricada aterradora; más bien cuentan cómo los discípulos siguieron las instrucciones de Jesús y, por lo tanto, permanecieron unidos en la oración. Solo entonces el Espíritu del Señor les otorgó sus siete dones: amor, alegría, paz, paciencia, bondad, fidelidad, dulzura y abstinencia”.

“Los siete dones del Espíritu Santo no son solo dones para los discípulos, sino opciones a las cuales el Espíritu de Jesucristo capacita a todos los hombres - concluyó el obispo - el Espíritu de Cristo conduce a las decisiones, pero siempre elige las formas que guían a las personas las unas a las otras. Él consuela, purifica, calienta, calienta, derrite, cura y concede descanso y refresco. En Pentecostés se abrió el primer capítulo de la larga historia de la Iglesia; nuestro tiempo sugiere que estemos escribiendo un nuevo capítulo. Jesús confía en nosotros para hacerlo".

03 junio 2020, 15:45