Buscar

Vatican News
Korean War 70th anniversary Guerra de Corea. 70 aniversario  (ANSA)

70 años desde el inicio de la Guerra de Corea: un día de oración por la reconciliación

La Jornada de Oración por la Reconciliación fue establecida en 1965 por la Conferencia Episcopal. Se celebra cada año el 25 de junio, fecha del comienzo de la guerra entre las dos Coreas.

Ciudad del Vaticano

Hace 70 años, el 25 de junio, las fuerzas de Corea del Norte invadieron el Sur, punto de partida de un sangriento conflicto. Se estima que, en tres años de lucha, murieron medio millón de soldados norcoreanos y "voluntarios" chinos. El número de víctimas entre los surcoreanos fue aún mayor: murieron alrededor de 1,4 millones de civiles y 225.784 soldados surcoreanos, junto con 33.629 soldados estadounidenses y 3.143 miembros de las fuerzas armadas de otras 15 naciones que habían participado en la guerra bajo la bandera de las Naciones Unidas para salvar a Corea del Sur de la invasión.

La larga y sangrienta guerra terminó el 27 de julio de 1953, con un armisticio que estableció la división del país en dos estados a lo largo del paralelo 38. Este armisticio, nunca seguido de un tratado de paz, significó que técnicamente las dos partes de la península dividida por la Zona Desmilitarizada (DMZ) seguían en guerra.

Es en nombre de los dramas de esta guerra y por el largo camino de la reconciliación que se estableció un día de oración por la unidad nacional el 25 de junio.

Mensaje de la Comisión Episcopal para la Reconciliación del Pueblo Coreano

A finales de mayo, en un mensaje publicado con motivo de la conmemoración del estallido del conflicto, el presidente de la Comisión Episcopal para la Reconciliación del Pueblo Coreano, el arzobispo Peter Lee-Heon, dijo que era urgente un acuerdo de paz inmediato y que "el principal arquitecto para la construcción de un camino común debe ser el pueblo coreano". En su mensaje, el arzobispo Peter Lee-Heon se inspiró en la Carta de San Pablo a los Efesios, "...y reconciliarse con Dios uno y todos en un solo cuerpo a través de la cruz; en su persona ha matado el odio".

El estímulo del Santo Padre

El 27 de abril de 2018, en Panmunjom, una aldea transfronteriza de la península de Corea, se reunieron el líder de Corea del Sur, Moon Jae-In, y su homólogo del Norte, Kim Jong-Un. Una reunión de este nivel no se había celebrado en 11 años. La reunión dio lugar a la firma de una declaración que abre la perspectiva de un proceso de paz, la desnuclearización de la península y una reflexión sobre la situación de las familias separadas desde el final de los combates.

El año pasado, un año después de esa reunión, el Santo Padre compartió un mensaje de video de aliento a los líderes coreanos, con la esperanza de que "la búsqueda de la armonía y la concordia pueda superar la división y la oposición".

Las tensiones y la distensión entre las dos Coreas

El miércoles 23 de junio, después de varios días de tensión en la península, el líder norcoreano Kim Jong-Un suspendió los planes de acción militar contra Corea del Sur.

En las últimas semanas, Corea del Norte ha intensificado los ataques verbales contra Seúl, antes de destruir la oficina de enlace entre las dos Coreas, un símbolo de la distensión abierta en septiembre de 2018.

Este jueves 25 de junio, Seúl y Washington han reafirmado su compromiso de "defender la paz duramente ganada" en la península dividida.

25 junio 2020, 10:46