Buscar

Vatican News

REPAM-Bolivia: El uso de transgénicos beneficia sólo a un sector privilegiado

Mensaje de la Red Eclesial de la Amazonia Boliviana ante la reciente aprobación de un Decreto Supremo, por parte del Estado, con el cual se promueve el uso de transgénicos en la agricultura, favoreciendo a un pequeño grupo de empresarios y que perjudica el territorio de los indígenas y campesinos amazónicos bolivianos.

Renato Martinez - Ciudad del Vaticano

“Llamamos a las autoridades locales, nacionales y a la comunidad internacional para apoyar a estas poblaciones vulnerables; para no lamentar muerte y desolación ante la orfandad que proteja los derechos como pueblos y originarios de estos territorios”, es el llamamiento de Monseñor Eugenio Coter, Obispo del Vicariato Apostólico de Pando, Presidente de la REPAM – Bolivia, en un Mensaje de la Red Eclesial Panamazónica en este país del Altiplano, con el cual pide que se tomen “acciones concretas que permitan conservar el bioma amazónico, cuidando la propagación de incendios, tomando medidas en contra de la producción de drogas ilegales, y motivando la producción ecológica en lugar de la transgénica”, en favor de los pueblos y comunidades amazónicas en Bolivia.

Se está favoreciendo una visión extractivista de la agricultura

El Obispo del Vicariato Apostólico de Pando señaló que, con la aprobación del Decreto Supremo 4232, del 7 de mayo pasado, que “viabiliza el uso de transgénicos en Bolivia”, se está prosiguiendo con una “política que favorece a un pequeño grupo de empresarios, prevaleciendo  una visión extractivista e industrial de la agricultura, con monocultivo extenso, aprovechamiento de suelos con carga química que no toma en cuenta la degradación ambiental, del terreno, del agua y las semillas en la región tropical y amazónica”. Asimismo, Monseñor Coter recordó que, desde el 2013 el Gobierno “han ido implementando leyes y decretos supremos denominados incendiarios y ecocidas”, que lo único que han ido promoviendo es el desmonte y la quema de bosques, el uso de transgénicos en la agricultura, y la extracción industrial de los recursos de la amazonia boliviana.

La agricultura transgénica beneficia solo a un sector privilegiado

En relación al último Decreto Supremo emitido por el Gobierno de Bolivia, el Obispo de Pando manifestó su preocupación por la “aprobación de normas que permiten el uso de semillas transgénicas de soya, trigo, maíz y algodón, lo que puede traer consecuencias irreversibles, no solo al daño del medio ambiente, o la explotación irracional de la tierra, o las consecuencias en la salud humana”. Con estas normas, subrayó Monseñor Coter, “se pretende dar apertura a un negocio para la exportación y en beneficio de un sector privilegiado que sistemáticamente seguirá fomentando la deforestación y pérdida del bosque nativo, contaminación del agua y la pérdida de capacidad de producción del suelo”.

La visión extractivista quitará el territorio de los indígenas

Otra preocupación del Presidente de la REPAM – Bolivia es la “la mirada cortoplacista del actual Gobierno de transición” que con estas medidas dejan en descuido y vulneración total a los pequeños productores junto su economía agrícola familiar, que es el sustento de su seguridad y soberanía alimentaria. Asimismo, Monseñor Coter señaló que, “es cuestionable que las autoridades nacionales promocionen e incentiven el uso de transgénicos con la consecuencia de la ampliación de la frontera agrícola”. Esta visión extractiva e industrial, agregó el Prelado, tarde o temprano quitará el territorio de los indígenas y campesinos obligándolos a la migración hasta las ciudades.

Los incendios y el narcotráfico agravan la situación

Además, el Obispo del Vicariato Apostólico de Pando recordó que hasta abril de este año, los incendios en la Amazonia Boliviana se han incrementado de un 35% más que el año pasado; esto, precisó, podría generar un nuevo desastre ambiental. Por ello, es necesario tomar medidas correctivas y de prevención que permitan salvar, no sólo al bosque amazónico y las especies que viven en ellas, sino a las comunidades originarias y poblaciones vulnerables en las que impactan negativamente estas catástrofes ambientales. Monseñor Coter también señaló que, “con el pasar de la cuarentena se han descubierto fábricas de pasta base de cocaína”, sobre todo en lugares poco accesibles, como es el caso del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). Por ello, el Prelado hace un llamado al Estado a “cumplir su tarea de control para evitar los cultivos de coca ilegales y penalizar a los responsables de la elaboración de cocaína”.

La agricultura amazónica está fundada en la diversificación biológica

Estas políticas emprendidas por el Gobierno, para Monseñor Eugenio Coter demuestran “la falta de seguridad jurídica” de los pueblos amazónicos y afectan directamente a las Comunidades amazónicas, que además en este momento, tienen que enfrentar a la pandemia sin las condiciones adecuadas, con escasa cobertura de salud y sin medios para frenar este mal. Además, el Obispo de Pando recuerda que, “la visión indígena – campesina amazónica, está tradicionalmente fundada en la diversificación biológica con producción agro-forestal, integrada en el territorio, que busca de manera natural la sostenibilidad alimentaria y económica, con la producción de calidad, diversidad biológica, respetuosa del ambiente y capaz de conservarlo a corto, mediano y largo plazo”.

A puertas de un etnocidio provocado desde varios frentes

Ante estas realidades como los incendios, la producción de drogas, el inminente uso de transgénicos y la vulnerabilidad de los pueblos y comunidades amazónicas, afirma Monseñor Coter, no es exagerado afirmar que estamos en las puertas de un etnocidio provocado desde varios frentes; intereses económicos empresariales  que fomentan incendios y siembra de transgénicos, la pandemia del coronavirus y el abandono del Estado entre otros. Por ello, el Obispo de Pando hace un llamado a las autoridades locales, nacionales y a la comunidad internacional para apoyar a estas poblaciones vulnerables; para tomar acciones inmediatas que aseguren la salud en primera instancia, la provisión de alimentos, productos de higiene y limpieza con el fin de afrontar en mejores condiciones la pandemia. El Presidente de la REPAM – Bolivia también señala que, son necesarias acciones concretas que permitan conservar el bioma amazónico, cuidando la propagación de incendios, tomando medidas en contra de la producción de drogas ilegales, y motivando la producción ecológica en lugar de la transgénica.

Mensaje de Monseñor Eugenio Coter, Presidente de la REPAM – Bolivia
14 mayo 2020, 13:10