Buscar

Vatican News
BRITAIN-HEALTH-VIRUS-TRANSPORT Imagen de archivo  (AFP or licensors)

Reino Unido: Disconformidad de los Obispos ante el plan de reapertura

La Conferencia de los Obispos Católicos de Inglaterra y Gales responde al plan del Gobierno del Reino Unido, con motivo de la recuperación de la pandemia, lamentando que no reconozca aún las necesidades espirituales, puesto que los templos se abrirán el próximo mes de julio

Vatican News – Alina Tufani

“El momento y las condiciones para la apertura de las iglesias toca profundas sensibilidades y necesidades espirituales. El documento y las declaraciones del Gobierno no reconocen esto”. Con estas palabras, la Conferencia de los Obispos Católicos de Inglaterra y Gales responde al documento del Gobierno publicado el pasado 11 de mayo y titulado "Nuestro plan para reconstruir: la estrategia de recuperación COVID-19 del Gobierno del Reino Unido", en el que se establece la apertura de los templos sólo en la tercera etapa que iniciará el próximo 4 de julio.

Abrir las Iglesias

En el comunicado se explica que la posición del Gobierno, establecida en el mencionado plan, incluye los pasos destinados a abrir iglesias lo antes posible, como el establecimiento de un grupo de trabajo para lugares de culto, que en colaboración con los "interesados" pueda garantizar que las instalaciones sean seguras ante el COVID-19. Sin embargo, hace constar que el episcopado ya ha presentado un plan detallado elaborado de acuerdo con las pautas de salud pública, para que las iglesias se abran para la oración privada.

Aunque en el comunicado la Iglesia Católica asegura que seguirá participando en este proceso de apertura en diálogo con el Gobierno, reitera que "la Iglesia está lista para desempeñar su papel en el grupo de trabajo, entendiendo que esto incluye el posible uso de las iglesias para la oración privada, como un primer paso seguro hacia su uso para el culto público”.

Dolor de los fieles por las restricciones

Indudablemente, la Iglesia Católica en el Reino Unido aspiraba a una apertura gradual de los templos ya desde la primera fase, al menos para la oración personal, tal como ya sucede en otros países. De hecho, en un comunicado difundido el pasado 1 de mayo, el Episcopado británico había reconocido el dolor de los fieles por las restricciones al afirmar que “si bien la transmisión en vivo de la Misa y otras devociones juega un papel importante en el mantenimiento de la vida de fe, no se puede sustituir a la presencia y participación física en la celebración de la Misa y los demás sacramentos”. 

Apertura de los templos en la tercera fase

En ese mismo comunicado, los Obispos anunciaban que ya se había puesto en marcha la planificación para la reapertura de las iglesias católicas cuando se aliviaran las restricciones y que las discusiones con las Agencias de salud pública y los representantes del Gobierno estaban en curso. La colocación de la apertura de los templos en la tercera fase ha desilusionado a muchos fieles católicos. “Junto con los católicos de Inglaterra y Gales, deseamos la apertura de nuestras iglesias y el acceso a los sacramentos. Hasta entonces, seguiremos orando y preparándonos”, concluye.

13 mayo 2020, 13:26