Buscar

Vatican News
2019.07.05 Vescovi, sacerdoti, preti, vescovo, sacerdote, prete 2019.07.05 Vescovi, sacerdoti, preti, vescovo, sacerdote, prete 

En Jornada de oración por vocaciones. Educar a jóvenes y seminaristas

Desde el Perú, Colombia, Nicaragua, España y Bielorrusia. Invitación a los fieles a rezar por más vocaciones, dar una educación adecuada a los jóvenes, y a los futuros sacerdotes.

Ciudad del Vaticano

El arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, dijo en esta Jornada Mundial de oración por las Vocaciones, que Jesús es nuestro ideal, nos ha llamado para compartir este ministerio de salvación. Y también, señaló el purpurado,  implica que cada uno de nosotros podamos tenerlo a Él como punto de referencia en nuestras vidas. "El Buen Pastor es la persona cercana, la persona que abraza, que escucha, la persona que bendice. Nosotros como sacerdotes, pastores del Pueblo santo de Dios, bajo la mirada del buen Pastor, que es el Señor, estamos llamados también, a acoger a aquella persona triste, aquella persona abandonada, y anunciarles la alegría de recibir la bendición de parte de Dios". Cristo el Señor, el Buen Pastor, dijo por último en su mensaje al pueblo, siempre irá tras la oveja pérdida, abandonada, triste. Gran reto de nosotros, señaló,  ser buen Pastor, como Cristo el Señor.

En Colombia, familias agradecen a sacerdotes por acompañarles en esta pandemia

Familias colombianas agradecen en un video mensaje a los sacerdotes, “por el constante acompañamiento espiritual y pastoral, especialmente en esta época de pandemia”. En el mensaje, difundido en la víspera de la celebración de la Fiesta del Buen Pastor y del 57º Día Mundial de Oración por las Vocaciones, las familias reconocen con gratitud los esfuerzos realizados por los sacerdotes para mantener viva la fe y fortalecer la iglesia doméstica a través de la experiencia de la Palabra en los hogares. Niños, jóvenes y adultos animan a los religiosos a continuar su misión, asegurándoles sus oraciones.

Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, obispo auxiliar de Medellín y secretario general de la Conferencia Episcopal Colombiana, expresó su alegría y pidió a los colombianos que sigan unidos en esta oración, especialmente para superar este momento de emergencia sanitaria causado por el coronavirus, y que recen también por las vocaciones sacerdotales y religiosas y las de la vida consagrada.

El arzobispo de Minsk-Mohilev. Sacerdotes intrépidos

En el Osservatore Romano, Giovanni Zavatta explica que hace 30 años, en 1990, en una Bielorrusia que se preparaba para la independencia de la Unión Soviética (alcanzada en agosto de 1991), sólo había unos sesenta sacerdotes. Hoy en día hay 481 de ellos sirviendo, setenta y cinco de los cuales son extranjeros. Pero no son suficientes. En el país, afirmó Zavatta, con una mayoría de cristianos ortodoxos,  hay un millón y medio de católicos y cada sacerdote debe servir a un promedio de más de tres mil fieles. Se necesitaría el triple para un trabajo pastoral verdaderamente efectivo. Habla de ello el arzobispo de Minsk-Mohilev, Mons. Tadeusz Kondrusiewicz, presidente de la Conferencia Episcopal Bielorrusa, quien en una larga carta escrita con motivo de la IV Pascua, el 3 de mayo, Domingo del Buen Pastor, subraya que "las necesidades crecen" pero no así el número de sacerdotes. Tres recetas para mejorar la situación: la oración por las vocaciones, la educación adecuada de los jóvenes, el sentido de la responsabilidad por los llamados, porque, señala, "sin sacerdotes bien formados es imposible organizar una pastoral general y especializada".

El 3 de mayo es también el Día Mundial de la Oración por las Vocaciones. Monseñor Kondrusiewicz explica que detrás de “esta escasez hay un peligro: "Si no hay sacerdotes, su lugar será ocupado por varios 'gurús' y pseudo-pastores que ya tienen una fuerte influencia en la educación de las personas, especialmente de los jóvenes". El mundo actual, tan secularizado, ofrece métodos que no sólo no resuelven los problemas, sino que agravan la situación”. La Iglesia, dijo, exige a los pastores que mantengan el rebaño de fieles alejado de los lobos modernos disfrazados de ovejas, que son las manifestaciones de diversas ideologías anti-espirituales y prácticas inmorales, y que lo alimenten con un saludable alimento espiritual", reitera el presidente del episcopado bielorruso.  

Ayudar a aquellos -nuevos sacerdotes, personas consagradas- que han elegido formar parte de los "trabajadores" de la Iglesia: "Esta es nuestra tarea común", recuerda Kondrusiewicz, y para su realización "debemos dar testimonio del don de la llamada de Dios en las diferentes situaciones de nuestra vida, rezar por las vocaciones y mejorar la pastoral en el campo, cuidar de criar a los niños en familias con el espíritu de reconocer y obedecer la voluntad del Señor". Pero cuando se reza por las vocaciones también hay que esperar que los jóvenes no tengan miedo de responder "sí" a la llamada de Dios.

En España se celebra la Jornada de las vocaciones nativas

En España, también este año, los católicos rezaron por las vocaciones autóctonas, es decir, las del sacerdocio y la vida consagrada nacidas en tierras de misión. De esta manera, se renueva la oración por tantos jóvenes llamados por Dios a seguirle para que ocupen el lugar de los misioneros y mantengan viva la llama del Evangelio en sus países y culturas. Así se celebró ayer, 3 de mayo, cuarto domingo de Pascua y del Buen Pastor, coincidiendo con el Día Mundial de la Oración por las Vocaciones. Las dos manifestaciones están organizadas conjuntamente por cuatro instituciones eclesiales nacionales - la Conferencia Episcopal Española (Cee), la Conferencia de Religiosos (Confer), la Conferencia de Institutos Seculares (Cedis) y las Obras Misionales Pontificias (Pom) - que representan la diversidad y la riqueza de las vocaciones.

Aunque debido al aislamiento forzoso por el coronavirus no es posible celebrar el evento en la comunidad, los fieles sin embargo asisten en estos días, explica una nota de la dirección nacional de los POM, "al gran papel que los sacerdotes, religiosos y consagrados desempeñan en esta extraordinaria situación de pandemia". La importancia de su presencia ha sido subrayada en muchos testimonios de dedicación y acompañamiento en nuestro país y en todo el mundo. Para esta Jornada se han puesto en marcha varias iniciativas: en el canal de YouTube abierto para la ocasión se ha presentado el canto del evento, cuya letra es una invitación al seguimiento de Cristo "para dar luz a los demás" y nueve entrevistas que recogen testimonios de quienes han sentido la vocación, explicando cómo el Señor ha transformado sus corazones. El número de vocaciones autóctonas ha aumentado considerablemente en los últimos 30 años: de unas 45.000 a más de 88.000, especialmente en Asia y África.

Mons. Cabrejos: Seamos cada uno de nosotros pastores buenos

El presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Mons. Miguel Cabrejos, dijo en su homilía de ayer domingo, que el Evangelio habla de la enseñanza del buen pastor, pastor bueno. Que por proteger a su grey está dispuesto a morir. En el evangelio aparece también la figura del ladrón, del mercenario, que se preocupa de sí mismo, quiere explotar la grey para su propio beneficio. La grey que está en las manos de falsos pastores, calculadores. El pastor que puede ser el obispo, el sacerdote, el Papa, el padre de familia, el laico, el gobernante. Jesús es el buen pastor, y nosotros como sacerdotes …

La segunda enseñanza es dentro de la grey. Entre pastores y ovejas. Donde debe haber una estrecha relación de conocimiento. El verbo conocer, en el lenguaje bíblico tiene muchas significaciones. Va desde la sabiduría al corazón. Desde la comprensión al amor. El amor de Dios con su pueblo es como el amor de una pareja. Entre los fieles y Cristo se intercambia una comunión intensa que no se rompe ni siquiera por los errores de la grey.  Ni por la soledad, ni por el aislamiento creado por las ovejas rebeldes.

La Iglesia debe ser un redil abierto a aquel bien que hay en el mundo, a la sociedad y a la persona. Sobre el modelo del pastor Supremo Cristo, cada pastor y cada discípulo de Cristo debe anunciar su testimonio. Y conducir a todos a la paz y alegría del encuentro con cristo.  “no nos dejemos engañar delas voces falsas de los mercenarios, delos ladrones, de los falsos pastores, confiémonos solo a él. Dejémonos salvar por Jesús. Porque él es vida y resurrección. Jesús nos invita a ser pastores buenos. Una madre de familia también puede ser una buena pastora”. Seamos esperanza para los demás, alegría y futuro para los demás.  

04 mayo 2020, 11:50