Buscar

Vatican News

Coronavirus, España sale de la fase 0: las Iglesias reabren según la región

A partir de hoy, todas las comunidades autónomas de España que aún estaban en la fase 0 del desconfinamiento, es decir, la más rigurosa y prohibitiva, pueden pasar a la fase 1, mientras que algunas regiones pueden iniciar la fase 2 de la tabla de 4 etapas establecida por el gobierno nacional.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

Ante este nuevo panorama en el que cambian también las disposiciones relativas a los lugares de culto, la Iglesia española ha publicado nuevamente la normativa establecida por la conferencia episcopal sobre la base del artículo 9 del Boletín Oficial del Estado (BOE), publicado a inicios de mayo con las etapas de flexibilización del desconfinamiento.

Este 25 de mayo, gran parte de la provincia de Castilla y León, Cataluña y toda la Comunidad de Madrid han logrado pasar de la fase 0 a la fase 1, la cual permite la apertura de los lugares de culto pero con dos condiciones: por un lado, que no se supere un tercio de su aforo y por otro, que se cumplan las medidas generales de seguridad y de higiene establecidas por las autoridades sanitarias.

Mantener la distancia entre las personas

En las iglesias, esta fase prohíbe el contacto físico entre todas las personas, ya sean fieles o celebrantes; se debe mantener la distancia de un metro entre personas o asientos, se recomienda el uso de mascarillas con carácter general y no se podrán tocar o besar objetos de devoción.  No habrá agua bendita en los lugares de culto, no se distribuirán hojas o folletos  parroquiales y se prohíbe la actuación de coros. Para la fase 1, la Iglesia española renueva la dispensa del precepto dominical, especialmente, para las personas mayores, enfermas o en situación de riesgo.

 

Por su parte, continúan en fase 1 también las tres provincias de Castilla-La Mancha (Toledo, Ciudad Real y Albacete) y las provincias andaluzas de Málaga y Granada. En total, en esta situación se encuentra casi el 53% de la población española, unos 25 millones de habitantes. El resto de las provincias españolas ha pasado a la fase 2 y permanecen en  dicha etapa, las islas de La Graciosa, El Hierro y La Gomera (Canarias) y Formentera (Baleares).

Podrán celebrarse bodas sin superar el 50% de aforo

En este contexto, el compendio de medidas de la Conferencia Episcopal Española recomenda para la fase 2, el restablecimiento los servicios ordinarios y grupales de la acción pastoral con criterios organizativos y sanitarios , como la mitad del aforo y las normas  de higiene y de distancia ya establecidas. En concreto, en los lugares de culto se permitirá la asistencia siempre que no se supere el 50% de su aforo.

Además, podrán realizarse bodas siempre que no se supere el 50% del aforo del templo en el que se lleve a cabo. Asimismo, de organizarse fuera de un templo no se debe superar las 100 personas si es al aire libre y las 50 personas si es un lugar cerrado. En los velatorios, el máximo de asistentes es de 25 personas en espacios al aire libre y de 15 en espacios cerrados.

Evitar el contacto directo en el gesto de la paz

En ambas etapas, el episcopado español recomienda que en las Eucaristías dominicales, en las que la participación de fieles suele ser más numerosa, se aumente el número de celebraciones a lo largo de la jornada a fin de descongestionar los templos. Los responsables de los templos deberán organizar, la distribución los fieles a la entrada y la salida, el acceso a la hora de comulgar y ofrecer gel hidro-alcohólico o algún desinfectante similar, a la entrada y salida de la iglesia. Durante la liturgia, se evitará la participación de coros o grupos musicales; el cestillo de la colecta se ofrecerá a la salida de la misa; el sacerdote celebrante desinfectará sus manos al empezar el canon de la misa y, los demás ministros de la comunión, antes de distribuirla. En cuanto al saludo de la paz, que es facultativo, se podrá sustituir por un gesto evitando el contacto directo.

Ninguna comunidad autónoma o provincia de España ha entrado a la fase 3, que según las autoridades del gobierno podría iniciar hacia finales de junio y en la cual se espera la recuperación de la vida pastoral ordinaria teniendo en cuenta las medidas sanitarias necesarias para contener el contagio de Covid-19 hasta que haya una solución médica a la enfermedad.

Lea nuestras historias de Fe y Acción: "nuestras vidas en tiempos de coronavirus"

25 mayo 2020, 14:51