Buscar

Vatican News
 Vista general de una iglesia vacía en Escocia Vista general de una iglesia vacía en Escocia  (ANSA)

Covid-19. Escocia: nuevo grupo pastoral espera enfrentar desafíos de modo seguro

El nuevo grupo de trabajo estará encabezado por monseñor Brian McGee, obispo de Argyll and the Isles, que junto a otros 7 miembros entre obispos, sacerdotes y laicos, elaborarán un plan para que la Iglesia esté protegida y preparada para funcionar eficientemente ante la posibilidad de que las restricciones, más o menos flexibles, puedan extenderse por un largo período.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

La Conferencia Episcopal de Escocia anunció la formación de un Grupo de trabajo Covid-19, que comenzará a examinar la mejor manera de satisfacer las necesidades pastorales a largo plazo de la comunidad católica durante la pandemia. Una nota del episcopado explica que este ministerio pastoral tendrá la misión de examinar una variedad de enfoques, centrados en las necesidades litúrgicas, espirituales y de bienestar de la comunidad católica durante un período de restricciones a largo plazo.

El nuevo grupo de trabajo estará encabezado por monseñor Brian McGee, obispo de Argyll and the Isles, que junto a otros 7 miembros entre obispos, sacerdotes y laicos, elaborarán un plan para que la Iglesia esté protegida y preparada para funcionar eficientemente ante la posibilidad de que las restricciones, más o menos flexibles, puedan extenderse por un largo período.

“Después de que nuestras Misas públicas se detuvieron y nuestras Iglesias se cerraron casi sin advertencia - dijo mons. McGee - la respuesta inmediata de nuestros sacerdotes y feligreses en Escocia fue impresionante y alentadora. Con gran ingenio y creatividad las Misas y devociones en línea se pusieron a disposición en todo el país todos los días”, dijo.

El prelado escocés subrayó que a través de los medios de comunicación y otras acciones, muchas personas vulnerables y solitarias continúan recibiendo apoyo de manera segura. "Las primeras cifras indican que un número muy elevado de espectadores está mirando y descargando misas y devociones en línea, lo que nos lleva a creer que con el cuidado providencial de Dios, el trabajo espiritual, pastoral y catequético que podemos ayudar a renovar la Iglesia en Escocia y traer crecimiento y esperanza después de un tiempo de desesperación" - afirmó el obispo.

En este contexto, el responsable del grupo pastoral Covid. 19 advirtió que lo más probable es que esa vuelta a la “normalidad” no suceda hasta el año 2021, cuando quizás haya una vacuna o un tratamiento disponible, lo que significa que, incluso cuando se reabran las Iglesias, las actividades parroquiales seguirán siendo muy restringidas. "Nuestro grupo de trabajo pastoral espera identificar y proponer consejos o recursos para ayudar a las diócesis y parroquias a enfrentar nuevos desafíos de manera segura", concluyó McGee.

15 mayo 2020, 13:50