Vatican News
2018.10.13 giornalismo di pace, comunicazione 1.jpg 2018.10.13 giornalismo di pace, comunicazione 1.jpg 

Centellas: El papel del periodista. Servidor de la verdad

Bolivia celebró ayer 10 de mayo, el día del periodista, una celebración que se lleva a cabo desde 1938. El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana y Administrador Apostólico de la Diócesis de Potosí, Monseñor Ricardo Centellas resaltó el papel del periodista y las acciones del gobierno

Ciudad del Vaticano

En la celebración eucarística que presidió el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, recordó que “se celebra este día, principalmente para que todos los periodistas sean reivindicados en sus derechos fundamentales y ojalá que esto vaya adelante”.  Después de 60 años, dijo, muchos periodistas aún no tienen reconocidos sus derechos, no tienen los beneficios sociales que cada trabajador lo merece.

El periodismo en tiempos de Coronavirus

El prelado pidió por los periodistas para que Dios les bendiga, “les sostenga, les proteja a través de su Espíritu en la labor que cumplen”, y con ellos a todos los que están en primera línea combatiendo el coronavirus: policías, militares y todo el personal sanitario. Esta pandemia ya ha dejado entre las tantas víctimas a dos periodistas muertos por Covid19.

El Papel del periodista cristiano

Mons. Centellas, dijo que cada periodista es “servidor de la verdad, amigo de la verdad, está llamado por naturaleza a presentar la verdad de las cosas, hablar la verdad, presentar la verdad”. Una tarea difícil, que requiere unidad, fraternidad y solidaridad entre los mismos periodistas, dijo, no deben estar en competencia. Al hablar del papel del periodista, el prelado se refirió al periodismo en el país, que dijo, “muchos medios hacen negociados con el gobierno, por millones y venden su ética”. Pidió rezar para que sea un periodismo libre e independiente, que responda a la ética, por tanto, “responda a la verdad y no a la corrupción”.  

“Que el Señor les conceda fuerza, perseverancia y de manera particular espiritualidad. La espiritualidad significa que uno trabaja porque cree en la verdad, porque cree que difundir la verdad es bueno y edificante y eso no requiere reconocimientos, no requiere aplausos. El periodismo, le aplaudan, le reconozcan o no le reconozcan, va adelante, porque su servicio es fundamental para la humanidad, y por supuesto para la democracia”, palabras en su homilía.

El obispo habló de la ética del periodista sobre todo para tocar varias acciones del gobierno que dejan al oscuro la población, entre ellas, el tema de un decreto “Transgénico” del gobierno, del cual, señaló Mons. Centellas, “hay que averiguar cuál es la verdad detrás de este decreto”.

Centellas: “Tenemos que saber exactamente si a este gobierno le interesa la vida”

En su homilía Mons. Centellas, cuestionó el hecho que se supo de un “narco jet”, ¿Cuál es la verdad detrás de esta acción del narcotráfico?, se preguntó, “el Gobierno no puede callar, tiene que explicarnos a los bolivianos qué es lo que pasa. Un gobierno de transición que se preocupa demasiado por colocar su gente en instituciones públicas no es gobierno de transición ya parece un gobierno que quiere instalarse, pero no es ético y el periodismo tiene el trabajo de desenmascarar esta realidad. Es muy difícil”.

El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, cuestionó además el hecho que el gobierno está especulando en la compra de reactivos para combatir la pandemia, y las supuestas 500 camas para terapia intensiva, material que se pregunta el obispo dónde está.

Bolivia, como muchos países, debido a la cuarentena como medidas restrictivas, está pasando hambre.  “Hay cantidad de gente que realmente está sufriendo de hambre. Hay que alabar y agradecer las tantas muestras de solidaridad, pero la solidaridad que mostramos a la gente sencilla, la gente del pueblo es insuficiente. Está muy bien, pero hace falta, entonces tiene que haber estructuralmente muestras claras para que ningún boliviano pase hambre”, afirmó el obispo.

El periodista es servidor de la verdad

De aquí debe partir la acción del periodista, en su búsqueda por la verdad, con la ética, y sin dejarse corromper, dar a conocer a Bolivia las verdaderas acciones del gobierno. Los periodistas “son los canales para mostrar” las diferentes realidades, que vive Bolivia, ser periodista, dijo el prelado y añadió: “requiere convicción, requiere fortaleza, requiere profundidad, convencimiento. Un periodista jamás tiene que venderse al poder y a la economía. Un periodista no es político, es servidor de la verdad. Y un político, en la mayoría de los casos, jamás es servidor de la verdad. Es servidor de sus interese del poder y de la economía”.

11 mayo 2020, 11:17