Buscar

Vatican News
Una mujer lleva una caja con donaciones de alimentos básicos distribuidos por una ONG a las personas que sufren por el coronavirus (COVID-19). Una mujer lleva una caja con donaciones de alimentos básicos distribuidos por una ONG a las personas que sufren por el coronavirus (COVID-19).  (AFP or licensors)

Brasil, coronavirus: La Pastoral Social pide cuidar a los que están en dificultad

Los obispos brasileños de la Pastoral Social piden colaboración para ayudar a la población más vulnerable que no tiene acceso ni a alimentos ni a productos de higiene.

Roberta Barbi – Ciudad del Vaticano

Fe y esperanza. Son estas las palabras de las que hablan los obispos de la Pastoral social en la carta que han publicado en la web de la Conferencia Episcopal de Brasil. Dicen que esta fe y esta esperanza se vive en el período inmediatamente sucesivo a la Pascua; un periodo que aún se ve afectado por la emergencia del Coronavirus, que en Brasil, como en el resto del mundo, asume las características de la emergencia sanitaria, pero también la emergencia económica y social.

"La situación de miles de personas que viven en una situación de vulnerabilidad social en este período de pandemia es más difícil que en tiempos normales - escriben los obispos - sin una garantía de derechos, la población de la calle, los presos, los migrantes y los refugiados , las comunidades desempleadas y periféricas que necesitan productos alimenticios e higiénicos no tienen ayuda".

En el momento de la pandemia y la crisis política, los sentimientos de miedo e incertidumbre nos afligen justo cuando llega la Santa Pascua de Resurrección, el evento culminante de la fe cristiana - enfatizan - y Jesús nos advierte: 'Si alguien me ama, observará mi palabra, y mi Padre lo amará, e iremos a Él y haremos nuestro hogar en Él '. Y bien: los pastores sociales son la máxima expresión de este amor que se desborda de la Cruz".

El documento también destaca los trabajos solidarios de religiosos, movimientos sociales, ONG, voluntarios y donantes que ayudan a muchas personas a sobrevivir en este momento: “En la incertidumbre, vivimos con la certeza de que debemos continuar cuidando los unos de los otros, de nuestra espiritualidad, sin perder la ternura y la firmeza que requieren los tiempos difíciles. Las acciones estratégicas y cuidadosas pasan por cada realidad según sea necesario: como nunca antes, debemos fortalecer la acción conjunta".

"¡Una fe, una esperanza!": Es el llamamiento de los prelados de la Pastoral Social de Brasil, que agregan: "Nos dimos cuenta de que estamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados, pero al mismo tiempo es importante y necesario comprender que estamos todos llamados a remar juntos, todos necesitados de estímulo mutuo".

Los obispos también recuerdan a los últimos encarcelados en las cárceles del país: “No olvidemos la situación en las cárceles, donde, además del gran riesgo de Covid-19, continúan ocurriendo otras enfermedades y violaciones de derechos esenciales", incluso - puntualizan - los familiares no tienen acceso a los reclusos o a información sobre ellos". En este sentido aseguran que las mujeres detenidas "son las más marginadas, abandonadas e invisibles".

Luego están los trabajadores en riesgo, los irregulares, los desempleados pero también el personal de salud que a menudo está junto a los enfermos sin el equipo necesario y con cargas de trabajo agotadoras: "Nos consuela pensar que Jesús nos dice "cuando lo hiciste uno de mis hermanos menores, me lo hiciste a mí". ¡Que Dios nos ayude!” concluyen.

En Brasil, según los últimos datos actualizados en la mañana de hoy, 15 de abril, se han superado los 25 mil contagios, con un aumento de 204 casos nuevos en las últimas 24 horas, y ya ha cobrado la vida a más de 1.500 personas.

15 abril 2020, 14:01