Buscar

Vatican News
patriarca Lisboa Clemente sacerdotes El Patriarca de Lisboa, el Cardenal Manuel Jose do Nascimento Clemente, junto a un grupo de sacerdotes apenas ordenados  (Joao Fernandes [joaofernandes.fotografia@gmail.com])

Portugal. Carta de los obispos de Lisboa a los sacerdotes de la diócesis

Ante la emergencia de coronavirus, el Cardenal Manuel Jose do Nascimento Clemente, Patriarca de Lisboa, junto a los obispos, expresan en una carta su aprecio por los esfuerzos realizados por los sacerdotes para estar cerca del pueblo.

Anna Poce – Vatican News

El Cardenal Patriarca y los obispos auxiliares de Lisboa enviaron un mensaje a los sacerdotes de la diócesis en la difícil situación que atraviesan, debido a la pandemia de Covid-19.  La carta, dirigida en particular a los sacerdotes "mayores o enfermos", elogia los esfuerzos de los líderes católicos por estar cerca de los fieles. Una cercanía que se produce "a través de la oración y de las múltiples conexiones telefónicas, de Internet y de otro tipo, con las que se supera la inevitable separación física con diversas formas creativas de contacto", se lee en el texto, publicado en Internet y firmado por los obispos Manuel Clemente, Joaquim Mendes, Daniel Henriques y Américo Aguiar.

Los prelados destacan cómo el momento de emergencia nacional y el aislamiento social ha creado nuevos hábitos útiles para la futura atención pastoral, cuando volvamos a vivir en la normalidad. De hecho, este difícil momento representa "una oportunidad para reforzar la acción pastoral, compensando la interrupción de lo habitual con la creación de un futuro aún más rico en posibilidades y medios".

"Llegan noticias felices", escriben los obispos, "de momentos de oración sacerdotal y reuniones pastorales por Internet o por teléfono, que intensifican o mantienen el cuidado y servicio mutuo de los fieles. También acerca de la atención a los más solos y a los enfermos, entre sus feligreses u otros, con los mensajes que envían y las llamadas telefónicas que hacen. Y lo mismo ocurre con el cuidado que se pone en garantizar el servicio de las diversas estructuras sociales y caritativas y de sus respectivos colaboradores".

"Compartimos con vosotros el sufrimiento de no poder celebrar con la gente -añaden los prelados- pero vivimos la Santa Cuaresma, incluso sin las habituales manifestaciones de piedad, fuertes y expresivas como son. Cuando podamos retomarlas en otros años, serán aún más fuertes y más coloquiales".

Finalmente, la carta anuncia que el Patriarcado de Lisboa, durante la Semana Santa, seguirá las directrices del Decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

31 marzo 2020, 10:25