Buscar

Vatican News

Iglesia en Reino Unido: ante la emergencia Covid-19 no olvidemos a los migrantes

“No olvidar a los refugiados y migrantes vulnerables en la respuesta de emergencia del Coronavirus”. Este es el llamamiento urgente que ha hecho al Gobierno y a las comunidades católicas del Reino Unido, Monseñor Paul McAleenan, responsable del departamento de migración en la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, quien además pide que se apliquen medidas de protección también para estos grupos sociales especialmente expuestos al contagio por estar obligados a vivir en condiciones precarias.

Ciudad del Vaticano 

"Quedarse en casa, como recomiendan las autoridades, reduce el riesgo de contagio", son las palabras de Monseñor Paul McAleenan, obispo auxiliar de Westminster que pide, entre otras cosas, que se suspenda la obligación impuesta a algunos migrantes y refugiados de presentarse regularmente en las comisarías de policía y que se libere a los detenidos en los centros de detención en espera del examen de sus casos. Monseñor McAleenan también instó a que no se olvidara a los trabajadores migrantes con empleos ocasionales que están perdiendo sus puestos de trabajo: "ellos también deberían poder beneficiarse de la ayuda financiera para no permanecer en la calle", subrayó.

Lo que preocupa a la Iglesia inglesa -añade Cecilia Taylor-Camara, asesora de la Oficina Episcopal para las políticas migratorias y los solicitantes de asilo- es la falta de viviendas de emergencia para permitir que las personas se aíslen y respeten las normas sobre el distanciamiento social: "Muchos inmigrantes irregulares y personas a las que se les ha denegado la solicitud de asilo no saben adónde ir -explica- y, por lo tanto, están expuestos a grandes riesgos, frustrando también los esfuerzos por contener el contagio. Estas mismas personas -agrega- tendrán dificultades para acceder a la atención médica y ni siquiera está claro si podrán recurrir al Servicio Nacional de Salud británico (NHS)".

De ahí el llamamiento urgente a las autoridades, pero también a la comunidad católica para que apoye con donaciones la labor realizada por las diversas organizaciones caritativas católicas, incluida Caritas, comprometidas a ayudar a las categorías sociales más expuestas en esta pandemia. La Iglesia Británica también nos invita a no olvidar el destino de los muchos refugiados en el mundo que se enfrentan a la crisis en campamentos superpoblados sin ningún acceso a los servicios de salud.

27 marzo 2020, 17:37