Buscar

Vatican News

Presentado el informe de Caritas Portugal: emergencia de la vivienda y desempleo

Se trata del primer informe sobre el desempleo, la crisis de la vivienda y la educación publicado por la Unidad Internacional de Caritas Portuguesa y presentado hoy en Lisboa en el Instituto São João de Deus, en el marco de la Semana de Caritas que este año ha elegido como lema "Caritas es Amor".

Ciudad del Vaticano

A través de un detallado informe, Caritas Portugal, organización católica activa desde 1956, recoge las investigaciones realizadas a partir de las encuestas que la Unidad de Observación Social ha realizado sobre los problemas socioeconómicos del país.

"Se trata de un trabajo que está dividido por áreas y revela las respuestas que han dado los sucesivos gobiernos ante estas problemáticas", explica Filipa Abecasis, miembro de la Unidad Internacional de la red católica, describiendo el primer informe sobre el desempleo, la crisis de la vivienda y la educación publicado por el mismo organismo, que ha sido presentado hoy en Lisboa en el Instituto São João de Deus en el marco de la Semana de Caritas que este año ha elegido como lema "Caritas es Amor".

Emergencia de la vivienda

En cuanto al trabajo -añade Abecasis- "observamos que el número de desempleados ha disminuido, pero la cifra no hace referencia a oportunidades laborales de larga duración. Igualmente, el azote de la emergencia de la vivienda sigue siendo preocupante ya que el aumento de los alquileres y de los precios de venta hace cada vez más difícil el acceso a la vivienda en Portugal".

Falta de trabajo estable

Es por ello que Caritas propone crear canales preferenciales, especialmente para los sectores más débiles de la población. "Y no sólo en las grandes ciudades como Lisboa y Oporto", asevera Abecasis.

 

Asimismo, António Santos Luis, miembro del mismo grupo de Unidad Internacional, puntualiza que las estadísticas no siempre revelan las causas que conducen a determinadas situaciones: "Es cierto que el porcentaje de personas en situación de pobreza y exclusión ha disminuido, pero ello no se debe a una mejora de la situación económica. Tanto es así que hay una amplia gama de personas empleadas con salarios mínimos además de muchos trabajadores en situaciones precarias".

Garantizar una vida decente

Por otra parte, hay un gran número de personas que no encuentran trabajo estable y en ese sentido, asegura António Santos Luis, "el problema debe abordarse caso por caso y las respuestas deben ofrecerse localmente".

"Esta es la única manera de salir del túnel y garantizar a estas personas una vida decente", concluye.

Escuche el servicio
10 marzo 2020, 12:31