Buscar

Vatican News
sin techo Filipinas Iglesia escuelas católicas Personas sin hogar en Manila, Filipinas  (AFP or licensors)

Filipinas. Escuelas católicas acogen a personas sin techo

Los centros educativos hospedarán a personas sin hogar para darles la oportunidad de escapar al contagio del Covid 19, proporcionándoles una pizca comprensión y amabilidad, además de comida caliente y protección en la cuarentena.

Isabella Piro - Ciudad del Vaticano

No cesan los esfuerzos de la Iglesia Católica Filipina para ayudar a la población en tiempos de pandemia de coronavirus. En Manila, de hecho, muchas escuelas e institutos educativos católicos han abierto sus puertas para acoger a los sin techo, dándoles así la oportunidad de escapar del contagio de "Covid-19".

En este momento -explica el padre P. Flavie Villanueva, que dirige el "Arnold Janssen Kalinga", un centro de voluntariado - unas 168 personas sin hogar están alojadas en el campus de la Universidad Lasaliana local, mientras que otras 100 serán acogidas por otros dos centros educativos, donde podrán ser atendidas y permanecer en cuarentena, tal como lo exigen las normas de seguridad sanitaria. "En este momento turbulento", dice el Padre Villanueva, citado en el sitio web de información de la Conferencia Episcopal Filipina, "pensé en un lugar donde las personas sin hogar pudieran quedarse, sin que las echaran, como si fueran basura". Todo lo que buscan y esperan tener es una pizca de comprensión y amabilidad, en un momento en que estamos obligados al aislamiento".

Los sin techo serán atendidos materialmente por los voluntarios del Centro Kalinga. La instalación permanecerá abierta para proporcionar a los más necesitados baños, mascarillas sanitarias, vitaminas para fortalecer el sistema inmunológico y comidas calientes. "El hambre -concluye el Padre Villanueva- siempre se hace sentir, incluso en la cuarentena".

Costura caritativa para luchar contra el coronavirus

Pero la del Centro Kalinga no es la única iniciativa solidaria de la Iglesia filipina: por ejemplo, la parroquia de la Sagrada Familia de la ciudad de Marikina ha transformado su proyecto de costura caritativa en una ayuda concreta en la lucha contra el coronavirus, creando gratuitamente máscaras protectoras gratuitas para quienes no pueden pagarlas. "Entregamos las máscaras a las familias más pobres de nuestra parroquia", explica el Padre Ferdinand Delatado, encargado del lugar de culto. Desde hace tiempo, de hecho, la parroquia lleva a cabo un proyecto de costura caritativa, proporcionando las máquinas necesarias para coser telas para vender y así permitir un pequeño ingreso para las familias más pobres.

Además, en los últimos días, el centro parroquial ha organizado un concierto benéfico online para recaudar los fondos necesarios para la lucha contra el coronavirus. Titulado "Concierto de la curación y de la esperanza", el evento ha recibido numerosas adhesiones que permitirán a la parroquia distribuir las necesidades básicas a los más necesitados, incapaces de moverse.

Cabe señalar que según datos del Ministerio de Salud de Filipinas actualizados al 23 de marzo, hay 462 casos confirmados de "Covid-19" en el país, 662 pacientes sometidos a pruebas y con resultados negativos, y otros 495 en espera de lo resultados.

25 marzo 2020, 16:30