Buscar

Vatican News
Filipinas. Obispos: presa de Kaliwa es un proyecto “contra el desarrollo inclusivo” Filipinas. Obispos: presa de Kaliwa es un proyecto “contra el desarrollo inclusivo” 

Filipinas. Obispos: presa de Kaliwa es un proyecto “contra el desarrollo inclusivo”

Los Obispos filipinos se han pronunciado frente al proyecto de construcción de una presa en Kaliwa en la provincia de Quezón, la cual podría afectar hasta 300 hectáreas de tierras forestales. Por el bien común es necesario considerar alternativas ecológicamente sostenibles.

Ciudad del Vaticano

La Iglesia no está en contra del desarrollo, siempre y cuando no sacrifique el “bien común” en nombre del progreso. Esta es la declaración del obispo de Davao, Monseñor Rómulo Valles, Presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas, apoyando los llamamientos para detener la construcción de una presa de Kaliwa en la provincia de Quezón, al sur de Manila.

Según los prelados, el proyecto -financiado por China- destruiría la biodiversidad de las montañas de la Sierra Madre, donde vive la tribu de los Dumagat-Remontados, y costaría mucho al gobierno.

Buscar alternativas ecológicamente sostenibles

Según informa UCA News, Monseñor Valles, en la declaración publicada el 26 de febrero, destacó que el proyecto del gobierno “con el pretexto de abastecer de agua a Metro Manila” está “en contra del desarrollo inclusivo”. De ahí el “llamamiento a los organismos gubernamentales interesados y a otros partidarios del proyecto de la presa de Kaliwa para que detengan su ejecución”.

“Por el bien común -se lee en la declaración de los obispos- pedimos encarecidamente que se consideren cuidadosamente las alternativas ecológicamente sostenibles”.

“No a la presa de Kaliwa”

Si los trabajos del proyecto de Quezón -de 226,4 millones de dólares - comienzan este año se espera que esté terminado para el 2023, completando una presa existente que proporciona el 96 por ciento de las necesidades de agua de Manila. La presa de Kaliwa -según el Sistema Metropolitano de Acueductos y Alcantarillados-, añadirá 34 millones de litros de agua al día para satisfacer la creciente demanda de agua de Metro Manila, Rizal y Quezón.

Sin embargo, el proyecto se enfrenta a una fuerte oposición de la Iglesia y los grupos ecologistas. En 2018, los obispos y sacerdotes católicos expresaron su apoyo a una carta pastoral, firmada por el obispo de Infanta, titulada “No a la presa de Kaliwa, sí a las fuentes de agua alternativas”. Además del temor de que la presa inunde unas 300 hectáreas de tierras forestales, también existe el temor de que el proyecto financiado por préstamos chinos pueda resultar ser una trampa de la deuda.

28 febrero 2020, 15:18