Buscar

Vatican News

Cáritas Europa: salvaguardia de menores y adultos vulnerables es una prioridad

Dos días de capacitación sobre mecanismos y procedimientos protección de menores y adultos vulnerables contra la explotación y abuso sexuales concluyeron, ayer, viernes 31 de enero, en la sede de la Secretaria de Cáritas Europa, en Bruselas. El curso forma parte de una serie de seminarios destinados a la preparación del personal y de los voluntarios sobre el grave problema de la explotación y el abuso sexual también en el ámbito de la pastoral y del trabajo social.

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

“Los casos recientes de denuncias y condenas por abusos sexuales, especialmente, pero no exclusivamente, en los sectores humanitario y de desarrollo – se lee en una nota de la Cáritas Europea – ensombrecen el valioso trabajo de ayuda realizado por las ONG y las organizaciones religiosas en todo el mundo”. Según la institución católica europea, estos “episodios atroces” han obligado profundizar las reflexiones sobre cómo incorporar la “protección” de manera rápida y efectiva para ofrecer un entorno seguro a las personas y comunidades que reciben ayuda.

El curso que acaba de terminar se centró de manera especial en la acciones y medidas para fortalecer aún más la protección dentro de la red de Cáritas y forma parte de una serie de encuentros entre los que destaca el curso de capacitación sobre cómo gestionar las investigaciones relacionadas con denuncias vinculadas a posibles violaciones y abusos sexuales que tuvo lugar en Bruselas, del 7 al 9 de enero.  El personal y voluntarios de las seis agencias y organizaciones cuyo personal participó en esta capacitación, es decir, Cáritas Austria, Cáritas República Checa, Cáritas Europa, Cáritas Rumania, CAFOD y Trócaire, ya han adoptado políticas y herramientas relevantes en la protección de personas vulnerables, el código de ética, el código de conducta y las políticas anti acoso.

En este contexto, Cáritas Europa publica en su sitio web información sobre los mecanismos internos de gestión de quejas, así como los de algunas de sus organizaciones miembros. Para la institución católica es fundamental asegurarse de que las herramientas sean conocidas y accesibles a todos. Según explica el comunicado, una vez que se recibe una queja, el compromiso es el de procesar la demanda en el menor tiempo posible y, según el tipo y la naturaleza de la denuncia,  establecer los mecanismos de acción para tramitarla. En caso de que la acusación se considere delicada, un Comité de manejo de quejas procederá al establecimiento de una investigación independiente y confidencial.

De este modo, Cáritas Europa reitera su misión de proteger y servir a los más vulnerables de la sociedad y se opone firmemente a cualquier forma de explotación y abuso. Ya a principios de 2019, Cáritas Internationalis hizo pública una serie de normas  para la salvaguarda y protección  de menores y adultos vulnerables, independientemente  del  género,  la  raza,  la  cultura  o  la  discapacidad.  En dicho documento, Cáritas reconoce las  dinámicas  del  poder,  inherentes al  trabajo con menores y adultos vulnerables y el potencial para el abuso y la explotación de personas por parte de quienes trabajan en el sector. De allí el llamado a la defensa de la  dignidad  de  todas  las  personas  con  las  que  se  relacionen,  asegurando  que  su  conducta  personal  y  profesional esté  siempre  de  acuerdo  con  los más  altos  estándares, realizando su labor de  servicio  con  integridad  y asumiendo sus responsabilidades.

02 febrero 2020, 11:49