Buscar

Vatican News

Turín acogerá el próximo encuentro europeo de Taizé

Después de la edición de este año en Breslavia, Polonia, la capital de Piamonte acogerá el próximo encuentro europeo de jóvenes del 28 de diciembre de 2020 al 1 de enero de 2021. El encargado de anunciarlo fue el hermano Alois, prior de la comunidad de Taizé, quien también compartió con los participantes sus reflexiones sobre la importancia de atender a los demás con humanidad y fraternidad, dos valores fundamentales de una sociedad que sale al encuentro de los más necesitados, de los migrantes, los pobres, los marginados y abandonados, "al igual que lo hacía Jesús".

Ciudad del Vaticano

"Ciertas pobrezas saltan a la vista, pero también hay pobrezas menos perceptibles y por eso la atención humana hacia los demás y la fraternidad hacia los que se sienten extranjeros aunque no vengan de fuera, son algunos de los valores más importantes": estas fueron las palabras del prior de Taizé, el hermano Alois, pronunciadas el domingo 29 de diciembre en el marco de sus primeras meditaciones ante miles de jóvenes que participan en el 42° encuentro europeo que tiene lugar en Breslavia, Polonia.

Recibir al hermano que sufre

"En todos nuestros países", dijo el religioso, "se nos llama a recibir a aquellas personas que vienen de otros lugares, a veces de muy lejos. Esto a veces puede molestarnos o hacernos sentir inseguros. Al mismo tiempo, nos enriquece enormemente".

 

Hablando sobre la importancia de salir al encuentro de los hermanos migrantes, el prior señaló que los miembros de la comunidad de Taizé acogen constantemente con los brazos abiertos a los refugiados atendiendo sus necesidades.

Sufrimiento y abandono en la tierra

En alusión al trato que a veces reciben los migrantes, el hermano Alois subrayó que muchas personas "viven como extranjeros en esta tierra, no porque vengan de lejos, sino porque están marginados". "Padecen un sufrimiento ligado a la soledad o al abandono, a la violencia sufrida o incluso a la enfermedad, la precariedad o el desempleo". 

Recordar cómo Jesús trató a los forasteros

Una tristeza que también abunda en el corazón de quienes, si bien no carecen de nada material, se preguntan qué sentido tiene su existencia; "es como si no pertenecieran a ninguna parte, son extraños en la tierra", señaló el responsable de la comunidad ecuménica. Por eso, para "poder estar cerca de ellos, escucharlos e involucrarnos con ellos", debemos también "recordar cómo Jesús se dirigía hacia los enfermos, los excluidos, los forasteros".

Peregrinación de confianza a través de la tierra

En su segunda meditación, el prior de Taizé también habló de la reciente etapa africana de la "peregrinación de confianza a través de la tierra" (una de las muchas iniciativas deseadas por el fundador de esta comunidad, el hermano Roger) a Ciudad del Cabo el pasado mes de septiembre, veinticuatro años después del encuentro de Johannesburgo y los posteriores en Kenia, en 2008, en Ruanda, en 2012, y en Benín, en 2016.

"Sudáfrica -subrayó Alois- es un gran país que ha mostrado al mundo la fuerza de la protesta contra el apartheid y el ejemplo de una transición no violenta. Sin embargo, las heridas de la historia siguen siendo profundas: blancos, negros y miembros de grupos étnicos mixtos tienen diferentes formas de vida y se encuentran poco. Los barrios están separados y no se conectan".

En este contexto, era difícil pedir a la gente que acogiera a un joven durante cinco días sin saber de antemano si sería negro, blanco o mixto. "Abrir la puerta a un extraño nunca se da por sentado y en Ciudad del Cabo el reto era aún mayor", argumentó.

La fe de los cristianos de Polonia

En otra de las meditaciones, el hermano Alois no dejó de mencionar la fe de los cristianos en Polonia, país que ha acogido el encuentro de jóvenes cinco veces en total:

"Esta tierra ha dado a muchas personas raíces profundas, que les permitieron, incluso en las dificultades, mostrar un coraje y una audacia extraordinarios". A su vez -insistió el prior- nos gustaría arraigarnos más profundamente en la fe, acogiendo el amor de Dios por todos y cada uno de nosotros.

El religioso concluyó invitando a los jóvenes a seguir el ejemplo de la fe radical de Abraham, que "lo dejó todo, por promesa de Dios, para ir con su esposa Sara a un país que les era desconocido". Una fe en Dios que "nos llama a dejar nuestras falsas certezas". Creer en la presencia del Espíritu Santo, además, "nos dará el don de ser valientes en tiempos de prueba" y de "dejar el miedo para entrar en la confianza" en "esta fase de la historia humana en la que todo cambia con una velocidad vertiginosa".   

Turín sede del próximo encuentro europeo de Taizé

Por otra parte, el lunes 30 de diciembre el hermano Alois fue el encargado de anunciar que la ciudad italiana de Turín será la sede del próximo 43° encuentro europeo de jóvenes del 28 de diciembre de 2020 al 1 de enero de 2021.

30 diciembre 2019, 19:00