Buscar

Vatican News

Obispos de Panamá: Escucha, respeto y diálogo para construir la Patria

Frente a la tensión y violencia vivida en Panamá, la Conferencia Episcopal Panameña ha emitido un comunicado dirigido al gobierno y a la ciudadanía, haciendo un llamado a la escucha, al respeto y al dialogo. En los últimos días, Panamá vive una ola de protestas contra las reformas constitucionales aprobadas por la Asamblea Nacional.

Ciudad del Vaticano

La Conferencia Episcopal Panameña, a través de su página oficial, ha emitido un comunicado tras los últimos acontecimientos de tensión y violencia vividos en el país y al iniciar el mes de la Patria, que tiene como título “Escucha, respeto y dialogo para construir la Patria”.

Encontrar el consenso nacional

En el comunicado, la conferencia hace un llamado a la ciudadanía y a las autoridades a fortalecer “el respeto mutuo, la escucha atenta, el diálogo, la cordura y la tolerancia como caminos para encontrar el consenso nacional”.

La conferencia panameña ha mostrado su preocupación ante los hechos de tensión y violencia, dejando en claro que protestar y manifestarse “sobre temas nacionales y vitales en la vida del país” es un derecho, pero es importante que estas se realicen sin violencia y con respeto, “para que el clamor del pueblo no sea desvirtuado”.

La participación de todos

El comunicado prosigue: “las reformas constitucionales demandan la participación plena de todos los sectores del país, sin exclusión de nadie, por lo que hay que garantizar que esto sea posible a través de un mecanismo serio, ágil y transparente, en el que se pueda consignar todos los aportes, para llegar a un consenso nacional”.

Germinar la credibilidad y la confianza

La conferencia deja en claro que Panamá necesita una constitución “que responda a los desafíos del mundo actual, sin menoscabo de los valores y principios éticos y morales que la ha sostenido a lo largo de su historia”.

También se expresa la urgencia de “devolver la esperanza perdida a causa de la injusticia, de la corrupción y la exclusión”. Y termina haciendo un llamado a todos a “sembrar signos visibles y tangibles que hagan germinar la credibilidad y la confianza en Panamá”.

La ola de protestas que vive Panamá, fue ocasionada después de que la Asamblea Nacional aprobara el lunes 28 de octubre un proyecto gubernamental para reformar la Constitución, que data de 1972. Los manifestantes rechazan la iniciativa al afirmar que fue redactada y respaldada por sectores cercanos al Gobierno, por lo que beneficia a un grupo determinado y no a la mayoría. Estas protestas han dejado un centenar de detenidos, varios heridos y daños materiales.

04 noviembre 2019, 13:01