Buscar

Vatican News
Ataques contra iglesias en Santiago Ataques contra iglesias en Santiago 

Chile: profanado el Templo de San Francisco de Valdivia

Dolor por la profanación y los daños causados a la iglesia de San Francisco, patrimonio del sur de Chile y Valdivia, fue expresado por Monseñor Nelson R. Huaiquimil, Vicario General de la diócesis chilena de Valdivia.

Ciudad del Vaticano

En una declaración el Vicario General de la Diócesis de Valdivia, Monseñor Nelson R. Huaiquimil, escribe: “lamentamos profundamente el destrozo que ha sufrido el Templo San Francisco de Valdivia, sabemos que lo más importante en cualquier situación siempre son las personas, ante ello señalar que ahí viven cinco hermanos dehonianos, personas consagradas al servicio de la comunidad. Ellos se encuentran bien, pero sí con el estado natural de impotencia y dolor. Lamentamos que se haya entrado al Templo y profanado el Santísimo, destruido imágenes, el destrozo en muebles y daño general a este espacio patrimonial, ese espacio nos pertenece a todos los valdivianos”.

Los acontecimientos sucedieron durante la madrugada del lunes 12 de noviembre, cuando un grupo violento irrumpió en el Santuario "María Auxiliadora" en Talca, destruyendo las imágenes sagradas, dañando los escritorios y profanando el tabernáculo.

Respeto a Dios y a los que creen

La crisis política y social por la que atraviesa Chile va acompañada de manifestaciones violentas e incontroladas que también se dirigen a lugares de culto. Los obispos expresaron su pesar "por el ataque a las iglesias y los lugares de oración sin respetar a Dios y a los que creen en Él", recordando que "las iglesias y otros lugares de culto son sagrados”.

Unión en oración y búsqueda del bien

El Vicario General de Valdivia comparte la búsqueda legítima de justicia y paz emprendida por muchos chilenos en todo el país. El prelado afirma que "hay hermosas manifestaciones que deben llenar de esperanza". Sin embargo, es estremecedor ver muertos y heridos, y muchas personas que han sufrido destrucción y daños a causa de la violencia.

 

Finalmente, invita a todos a unirse “en oración y en la búsqueda del bien”, orando “por todos aquellos que se han sentido violentados y quienes causan violencia de distinta índole", y llamándolos a que se miren "no como enemigos, sino como aquellos que son capaces de construir juntos la familia humana que todos esperamos”.

Misa de reparación

El martes 12 de noviembre, el Administrador Apostólico de la diócesis, Mons. Galo Fernández, presidió la Misa de reparación, concelebrada por sacerdotes salesianos y otros sacerdotes diócesis.

El padre Pedro Pablo Cuello, director de los salesianos en Talca, informó antes de la misa que los daños aún no se habían cuantificado, y agregó: "El mensaje que quiero transmitir a todos los habitantes de Talca, a los jóvenes, a los adultos y a los niños es que debemos trabajar por la paz, no debemos descansar para lograrlo, es el trabajo de todos, todos debemos trabajar por ello".

La ira no sólo destruye bienes, sino la hermandad

En la homilía, el Obispo dijo que "no es la pérdida material de varios bancos, ni la destrucción en sí misma de las imágenes de yeso que representan al Señor, los Santos, que nos han hecho daño. Nos hiere el ser testigos de la violencia que sufrimos en nuestra patria, por el desacuerdo entre chilenos”.

Luego instó: “No permitamos que el odio, que la ira de la que hemos sido víctimas encienda el odio o la ira en nosotros, es un gran error. Ira, violencia, no construir, destruir. No solo destruye bienes materiales, sino lo más preciado, la convivencia de hermanos”

14 noviembre 2019, 16:25