Buscar

Vatican News

50 años del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología

Promover el compromiso social y ecológico en todo el cuerpo de la Compañía. Es el objetivo con el que la Compañía de Jesús relanza la extraordinaria labor del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología en todo el mundo con motivo de su 50º aniversario. El Superior de los jesuitas, Padre Sosa: estamos llamados a ser ministros de reconciliación.

Ciudad del Vaticano

"Un camino de justicia y reconciliación: 50 años y más" es el tema del Segundo Congreso del Apostolado Social de la Compañía de Jesús, que se ha inaugurado hoy en Roma, en la sede de la Curia general, con ocasión del 50º aniversario del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología. El director de los Sjes, el Padre Xavier Jeyaraj, abrió la reunión. También estuvieron presentes el Superior General de los Jesuitas, Padre Arturo Sosa Abascal, el Prefecto del Departamento para el Servicio de Desarrollo Humano Integral, Cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, el Subsecretario de la Sección de Migrantes y Refugiados del mismo Departamento, Cardenal Michael Czerny y el Arzobispo de Huancayo, Cardenal Pedro Ricardo Barreto Jimeno, Vicepresidente de la Red Eclesiástica Panamazónica. Delante de ellos, en el hemiciclo, más de doscientos jesuitas, expertos, activistas de todos los continentes.

La memoria de los mártires

"Este congreso -dijo el P. Jeyaraj, según informó el Osservatore Romano- es el resultado de diez meses de preparación en centros sociales, provincias, conferencias, capaces de liberar grandes energías", necesarias para "continuar el camino de una manera más decisiva". El director recordó al Padre Arrupe, que hace cincuenta años deseaba vivamente la creación del Secretariado, observando que la espiritualidad de este organismo no puede entenderse sin una dimensión social; y mencionó a los 57 "mártires" jesuitas que sacrificaron sus vidas en la lucha por la justicia y la igualdad en los lugares en los que trabajaban.

El impulso a la misión

Jeyaraj también subrayó la importancia de los dos Sínodos sobre la juventud y la Amazonía, recientemente concluidos, y el impulso dado a la misión por el Magisterio del Papa Francisco, "haciéndose eco del grito de los pobres, especialmente los migrantes, los refugiados y los pueblos indígenas, haciéndose eco del grito de la Tierra y el medio ambiente, instando a encontrarse con el Dios que sufre y muere diariamente". Por su parte, el Cardenal Peter Turkson recordó que la justicia social y la preocupación por los pobres son temas presentes en las Sagradas Escrituras, como en Amós e Isaías, en los textos de los Padres de la Iglesia (Juan Crisóstomo, Ambrosio), en documentos pontificios, de la Rerum novarum de León XIII a la Mater et Magistra de Juan XXIII, de la Gaudium et spes (constitución pastoral fundamental del Concilio Vaticano II) a la Populorum progressio de Pablo VI, de la Sollicitudo rei socialis de Juan Pablo II a la Caritas in veritate de Benedicto XVI, a la Laudato si' de Francisco.

Promover el compromiso social

"Estamos aquí para recordar -dijo el Padre Sosa- es decir, para renovar y fortalecer la fe que exige justicia, diálogo con las culturas, compromiso con la ecología integral, y para promover nuestra reconciliación con Dios y con toda su creación. Al recordar, también reconocemos nuestros errores y aceptamos nuestras caídas, tratando de atesorar lo que hemos aprendido de nuestras experiencias. Al tomar conciencia de nuestros pecados y omisiones, señalamos nuestra fragilidad en necesidad de ayuda. Al mismo tiempo experimentamos la misericordia que nos permite convertirnos en "ministros de reconciliación", ayudando a construir el futuro guiados por el Espíritu. La misión del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología, precisó el preboste general jesuita, "no es hacer de lo social y ecológico la misión particular de una parte o grupo especializado de la Compañía, sino promover el compromiso social y ecológico en todo el cuerpo".

Historia de la Secretaría

El Sjes fue fundado en 1969 bajo el nombre de Secretariado Jesuita para el Desarrollo Socioeconómico (Jesedes), por iniciativa del entonces Superior General, el Padre Pedro Arrupe, que quería fortalecer la dimensión apostólica de la Compañía. El primer director fue el P. Francisco Ivern, de la Provincia de Brasil Central y Oriental. En diciembre de 1974, la 32ª Congregación General aprobó uno de los principales decretos sobre el compromiso social, Nuestra Misión Hoy: el Diácono de la Fe y la Promoción de la Justicia, que seguirá siendo la base de la acción. Desde 1975, bajo el nuevo director, el Padre Michael Campbell-Johnston, de la Provincia de Gran Bretaña, Jesedes ha sido rebautizado como Secretariado Social de la Curia General de la Compañía de Jesús, que el 14 de noviembre de 1980, como una extensión ideal, verá el nacimiento del Servicio Jesuita a Refugiados.

50 años de historia de la Secretaría de Justicia Social

En 1985, el P. Henry Volken, de la provincia de Pune, fue nombrado secretario, y en 1992 fue sucedido por el P. Michael Czerny, de la provincia del Canadá inglés, quien dirigió el organismo (mientras tanto rebautizado como Secretaría para la Justicia Social) durante diez años, hasta 2002. En junio de 1997 se celebró en Nápoles el primer Congreso de Apostolado Social sobre el tema "Hacia la justicia del Evangelio en la sociedad y en la cultura", que dio lugar a la definición de las características de la misión. Desde 2002, con el nuevo director, el P. Fernando Franco, de la provincia de Gujarat, el secretariado ha promovido la participación en varios foros mundiales sobre el terreno y ha profundizado los estudios sobre el apostolado social, centrándose en la "globalización y la marginación" y en la "misión jesuita y la ecología". En julio de 2010, el organismo adquirió su nombre actual: Secretaría para la Justicia Social y la Ecología. De septiembre de 2011 a junio de 2017 fue el Director Padre Patxi Álvarez, de la entonces provincia de Loyola. El séptimo y último director, desde junio de 2017, es el Padre Xavier Jeyaraj, de la provincia de Calcuta.

Un nuevo impulso

Hablando del Congreso de Roma (que finalizará el 8 de noviembre), lo calificó de "momento histórico" para toda la Compañía de Jesús, de "gran oportunidad" para dar un nuevo impulso a la dimensión social y ecológica, haciendo balance de las metas alcanzadas y de los objetivos que quedan por alcanzar. El objetivo general es renovar el compromiso del apostolado social y contribuir a su alineación con las cuatro Preferencias Apostólicas Universales 2019-2029 (entre ellas recordamos "caminar junto a los pobres, los excluidos del mundo, heridos en su dignidad, en una misión de reconciliación y justicia" y "colaborar en el cuidado de la casa común"). Este desafío ciertamente dará un nuevo impulso a la Global Ignatian Advocacy Network, una idea nacida en noviembre de 2008 durante un seminario en Madrid y que se ha convertido año tras año en una forma concreta de acción en varias áreas, desde la ecología hasta el derecho a la educación, desde la gestión de los recursos naturales y minerales hasta la migración, desde la paz hasta los derechos humanos.

05 noviembre 2019, 12:35