Cerca

Vatican News

Misionero Casa Mateo 25: “luchamos contra la gran tasa de juventud abandonada”

Misionero español, colaborador en Casa Mateo 25 en Mozambique, detalla como fue la visita privada del Papa y señala “la situación de abandono infantil y adolescente” como una de las grandes problemáticas a las que se enfrenta el país.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Pedro Antonio López Ruiz es uno de los 91 misioneros que se encuentran en Mozambique, el país africano con mayor número de misioneros españoles. Colabora en Casa Mateo 25, el hogar que ayer visitó el Papa Francisco en privado al final de su jornada. Se trata de una iniciativa alentada por la Nunciatura Apostólica en Mozambique, ubicada en la capital Maputo y en la que están comprometidas más de 20 congregaciones religiosas diferentes. “En principio era una visita privada pero se ha visto desbordada por la afluencia de personas alrededor del Papa” explica el misionero somasco en los micrófonos de Vatican News y detalla cómo se desarrolló la visita: “El Papa Francisco ha llegado con el Papa móvil a la Casa Mateo 25, ha saludado a grupos de niños que estaban cantado, bailando y le han ofrecido unas flores, después ha saludado a los organizadores, a los fieles y en la capilla ha hecho una breve oración”. Allí presentes también había un grupo de niños con discapacidad y el Papa en cuanto los ha visto no ha dudado en acercarse y “dedicarles unas palabras de ánimo”. Otro grupo – continúa Pedro López – “le han ofrecido un cuadro que han pintado para él” y finalmente ha dado la bendición y se ha marchado.

El ambiente que ayer se vivió en Casa Mateo 25 fue “francamente festivo”, le esperaba una gran multitud con cantos religiosos y tradicionales; “cantos – puntualiza el misionero español – que de alguna manera expresan la esperanza de la gente y esta bienvenida que le dan al Papa Francisco, porque es valorado y querido”.

Escucha la entrevista

Proyecto Mateo 25: apoyo a los más pobres que viven en la calle

La iniciativa de la Nunciatura Apostólica en Mozambique está pensada para niños, niñas, jóvenes y adolescentes de la calle. “Desgraciadamente la situación que se vive en cualquier cuidad de Mozambique no solamente aquí en Maputo es de un gran abandono, a veces debido a las situaciones de pobreza, otras a conflictos internos que surgen dentro de las familias y otras derivadas de la pobreza absoluta” asegura Pedro López. A esto se le suma la falta de formación, una problemática que afecta a un alto porcentaje de la población y que provoca que los jóvenes “crezcan con una formación muy escasa, muy pobre y que por consiguiente no tengan acceso a hacer algunos estudios técnicos que les pueda facilitar algún empleo”.

Mozambique: Escasez de escuelas, infancia en situación de abandono y falta de alimento

El misionero en Mozambique también expresa que para él, todo lo relacionado con el mundo de la infancia y la adolescencia “es un reto”; también “el ámbito y el mundo de la situación de la mujer”. Estos son “problemas existentes, serios y que necesitan de una respuesta desde diferentes aspectos” y detalla: “desde los básicos, como puede ser la alimentación, a aspectos formativos refiriéndonos a la educación infantil y primaria hasta la formación segundaria e incluso universitaria”.

Otra problemática que cita Pedro López es “la escasez de escuelas”: “Mozambique tiene un porcentaje de juventud y de natalidad muy elevado pero las escuelas no siempre llegan para todos”. Y a esto se le unen los problemas que pueden surgir como en cualquier otra sociedad derivamos del consumo de drogas, alcohol... “lo cual hace que la situación de la infancia y juventud abandonada se vea más perjudicada”. Por último explica que ante estas necesidades “Mateo 25 intenta dar una respuesta en la medida de lo posible de hacer algo por los demás”.

06 septiembre 2019, 10:26