Buscar

Vatican News

Impagliazzo: “Los muros separan a los pueblos, construir un futuro de paz”

Líderes religiosos de todo el mundo y de todas las confesiones, invitados internacionales de ámbito cultural y político: ellos serán los que darán vida al encuentro "Religiones y culturas en diálogo", desde el 15 al 17 de septiembre, en Madrid. Un acontecimiento anual organizado por la Comunidad de Sant'Egidio, este año dedicado a "Paz sin fronteras".

Francesca Sabatinelli – Ciudad del Vaticano

Dentro de unas horas se reunirán en España los amigos de la Comunidad de Sant'Egidio, que desde 1987 lleva adelante estos encuentros inspirados en el Espíritu de Asís, nacido en 1986, cuando san Juan Pablo II convocó una Jornada Mundial de Oración por la Paz, en la que participaron representantes de todas las grandes religiones del mundo.

Este año, más de 300 líderes religiosos, representantes de instituciones y del mundo de la cultura se reunirán en Madrid para debatir sobre los retos a los que hay que hacer frente para hacer posible un mundo libre de violencia y racismo. Entre los invitados, por nombrar algunos: el Presidente de la República Centroafricana Touadéra, el Gran Rabino de Tel Aviv Meir Lau, el economista americano Jeffrey Sachs, el Rector de la Universidad de Al-Azhar Mohammad Al-Mahrasawi, fundador de la Comunidad de Sant'Egidio Andrea Riccardi, La ecologista india Vandana Shiva, el eurodiputado Pietro Bartolo, el Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, el Cardenal Gualtiero Bassetti, el Arzobispo de Bolonia, Matteo Zuppi, que será creado Cardenal por el Papa Francisco el próximo 5 de octubre.

La presentación del Evento en Madrid

Esta tarde se ha llevado a cabo en Madrid una rueda de prensa para presentar el Evento, en la presentación intervinieron el Cardenal de Madrid, Carlo Osoro Sierra y el Presidente de la Comunidad de Sant'Egidio, Marco Impagliazzo. "30 años después de la caída del Muro de Berlín – explica Impagliazzo – queremos decir "Paz sin fronteras", porque hoy existe un clima de miedo generado por tantos fenómenos internacionales".

R. - En ese momento, cayó un muro que había dividido nuestro continente europeo y esa caída había creado muchas expectativas, muchas de las cuales se han cumplido. El problema es que entonces, en los años siguientes, los pueblos, los países, por una serie de razones, se han encerrado de nuevo detrás de las fronteras, detrás de las murallas, como está ocurriendo en el Mediterráneo con respecto a los migrantes, o entre los Estados Unidos y México, o si se piensa en muchas otras murallas, invisibles o no, que separan a las etnias, las religiones, que separan a los pueblos en otras partes del mundo. Ha habido una serie de crisis, ha habido terrorismo que ha asustado al mundo, luego ha habido una crisis económica que ha abrumado a muchos países y que ha llevado a la gente un poco a encerrarse y creer que la salvación podría ser hacer de su propio hogar una fortaleza. En cambio, el Encuentro de Madrid quiere mostrar que cada uno necesita su propia casa, pero que esta casa puede tener sus puertas abiertas, porque sólo abriéndose se puede vivir en un futuro pacífico.

P. - En Madrid se repetirá lo que estos encuentros se subrayan cada año: no se mata en nombre de Dios. Las religiones están llamadas – usted lo ha explicado muchas veces – a ser un vínculo entre los hombres. ¿Cómo hablarán las religiones en Madrid?

R. - Pienso que los problemas del mundo se están generalizando, conciernen a la salvación de todos. Pensemos en la cuestión ecológica, la cuestión ambiental: ¿qué significa hoy dividirnos en nombre de Dios mientras nuestro mundo se incendia en los bosques del Amazonas? Muchos pueblos ya están abrumados por la crisis medioambiental, porque lo que para nosotros, los europeos, es quizás un problema que vemos proyectado hacia el futuro, para muchos pueblos, como ha demostrado el Papa en su reciente viaje a África, es el problema de hoy: es hoy cuando hay ciclones, es hoy cuando muchas ciudades están en peligro de ser sumergidas por el agua, es hoy cuando se talan los bosques y falta todo ese microclima que los propios bosques crean. Por lo tanto, hoy en día existe una crisis ambiental que causa millones de migrantes en el mundo. Por lo tanto, dividirnos hoy en el nombre de Dios mientras la casa común arde sería una tontería.

P. - El medio ambiente, el diálogo, los problemas sociales serán tratados en estas jornadas de encuentros en Madrid. Y también se hablará de la fraternidad humana, habrá un panel dedicado al importante documento firmado en Abu Dhabi por el Papa Francisco y el Imán de Al-Azhar....

R. - Sí, así es. Hemos querido centrar uno de los paneles en este tema invitando al nuevo Cardenal Ayuso Guixot, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, y uno de los protagonistas del caso de Abu Dhabi y del Documento sobre la Fraternidad Humana. Sant'Egidio lleva muchos años trabajando en ello y ha hecho crecer el espíritu de Asís entre las religiones, el documento de Abu Dhabi ha dado más fuerza a estos encuentros porque ha insertado nuevos contenidos y nuevas perspectivas que, por supuesto, ahora hay que extender a otras religiones, empezando por el documento firmado por el Papa y el Gran Imán de Al-Azhar.

P. - Desde el punto de vista religioso habrá muchos líderes, y luego hombres de cultura, políticos. ¿Qué temas traerán a la mesa de este encuentro en Madrid?

R. - Por supuesto, la cuestión de los migrantes, que será examinada desde un punto de vista político, pero también desde una perspectiva jurídica para crear nuevos corredores humanitarios, nuevas formas de acceso para los migrantes a los que ahora se les niega el acceso. O muchas historias sobre el sufrimiento de estas personas. Luego hablaremos de lo que significa construir la paz día a día. Hay un panel dedicado al trabajo de las mujeres, protagonistas de los caminos de la paz en varias partes del mundo. Hay un panel dedicado al desarme y la no violencia. Hay uno dedicado a los niños, niños que piden la paz, así que una atención especial a los niños, al tema de la educación, a la paz. También habrá temas sobre el Mediterráneo, estamos en Madrid, España, el corazón del Mediterráneo. Luego de Europa, de la necesidad que existe hoy en día de ver una unidad basada en valores antiguos pero también en valores nuevos. Y luego paneles que quieran entender cómo salir de los prejuicios, el racismo y otras tendencias que dividen a la gente y dividen a la gente en nuestro mundo. Así como lo que significa vivir juntos en la ciudad globalizada. En resumen, muchos temas en los que, como usted ha dicho, no sólo estarán implicados personalidades del mundo religioso, sino también intelectuales, hombres y mujeres de buena voluntad que no son creyentes, pero que harán una gran contribución porque el espíritu de Asís se ha extendido ahora más allá del mundo religioso y es justo que así sea, porque todos tenemos el derecho y el deber de participar en un futuro de paz para nuestro mundo.

13 septiembre 2019, 17:45