Buscar

Vatican News
mons. Gadecki Shevchuk documento conjunto Mons. Gadecki, Presidente de la Conferencia Episcopal polaca 

Obispos polacos y ucranianos: "Nuestro deseo de construir un futuro común"

En un documento conjunto firmado este 27 de agosto en Jasna Gora, el presidente de los obispos polacos, Monseñor Stanislaw Gadecki, y el jefe de la Iglesia Católica Griega Ucraniana, Monseñor Sviatoslav Shevchuk, expresan el deseo de “mirar al pasado en el espíritu evangélico, es decir, en la verdad, en la caridad y en el perdón sin los cuales no es posible el diálogo”.

"Es nuestro deseo construir un futuro común y emprender pasos que sirvan  para acercar a nuestras comunidades": lo escriben el presidente de los obispos polacos, Monseñor Stanislaw Gadecki, y el jefe de la Iglesia Católica Griega Ucraniana, Monseñor Sviatoslav Shevchuk, en un documento conjunto firmado este 27 de agosto en Jasna Gora.

En el texto, titulado “En la caridad y en la verdad” – informa la agencia Sir – los dos prelados se declaran “conscientes de los momentos difíciles en la historia de las relaciones entre el pueblo polaco y el ucraniano” así como en las relaciones entre las dos Iglesias, pero afirman que quieren “mirar al pasado en el espíritu evangélico, es decir, en la verdad, en la caridad y en el perdón sin los cuales no es posible el diálogo”.

La contribución de Juan Pablo II a la reconciliación entre polacos y ucranianos

El documento, que fue firmado al final de la reunión los días 26 y 27 de agosto por el Consejo Permanente del Episcopado y el Consejo de Obispos Diocesanos, cuyo invitado fue Monseñor Shevchuk, recuerda la contribución a la reconciliación entre polacos y ucranianos de Juan Pablo II y de los Cardenales Jozef Glemp, Myroslav Ljubačivs'kyj y Lubomyr Huzar.  Asimismo expresa la esperanza de que la Santa Sede consienta que se declare al Papa polaco patrono de la reconciliación.

En memoria de los crímenes cometidos durante la II Guerra Mundial en Ucrania y Polonia

Actualmente viven en Polonia alrededor de 1,3 millones de ciudadanos ucranianos que llegaron al Estado miembro de la Unión Europea más cercano principalmente en busca de trabajo. Sin embargo, el documento firmado por los representantes de las dos Iglesias también es importante en la perspectiva histórica de la Segunda Guerra Mundial, cuyo 80º aniversario se celebra el próximo 1° de septiembre y como consecuencia de la cual las fronteras de Polonia se desplazaron hacia el oeste, de modo que los territorios que hasta 1939 se consideraban polacos hoy forman parte de Ucrania. Y fue precisamente en esos territorios, en el momento del conflicto, donde se perpetraron crímenes que ambos pueblos siguen recordando con gran dolor.

29 agosto 2019, 11:32