Buscar

Vatican News

Colombia. Mons. Henao: Sostenibilidad en territorios para avanzar hacia la Paz

Se avecina la 32ª Semana por la Paz en Colombia, que tendrá lugar del l 2 al 9 de septiembre. Se trata de una movilización ciudadana a nivel nacional, que da a conocer los esfuerzos y la voluntad que hay de parte de muchos grupos de la sociedad en aportar a la construcción de la paz, en un país que ha sido marcado y herido por muchos años de conflictos armados

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

Son dos los enfoques de la 32ª Semana por la Paz que tendrá lugar en Colombia en el mes de setiembre, tal como explica ante los micrófonos de Vatican News Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, Director del Secretariado Nacional de Pastoral Social Cáritas Colombiana, una de las entidades que organizan este gran evento: por una parte, se centra en los territorios de paz, no como “espacio geográfico”, sino “como espacio de relaciones desde el cual se construye una sociedad estable, capaz de dialogar, de construir acuerdos”. Por la otra, se enfoca en la dimensión personal: “ser constructor de paz significa comprometerse a tener actitudes y comportamientos que sean capaces de apostarle a la construcción de la paz”, nos dice el Obispo.  

Paz en territorios donde estuvieron las FARC

El prelado explica que en algunos territorios de Colombia, sobre todo en las zonas donde estuvieron presentes las FARC, hay nuevos actores violentos que atentan contra la vida de los líderes y defensores de derechos humanos. Pero asegura que también “hay esperanza” de que “se encuentren los mecanismos para avanzar en la estabilización del territorio”, y que sean precisamente esos esfuerzos “los que den fuerza al cambio que se esperaba tras la firma de los acuerdos”. La Conferencia Episcopal, dice el Obispo, “ha lanzado una voz de apoyo, de reconocimiento, que legitima el accionar de los líderes sociales”, pero –añade – “creemos que en todos los niveles de la sociedad hay que legitimar y subrayar la importancia del papel que cumplen los líderes sociales en la construcción de este país que todos queremos”.

Avanzar en implementación de Acuerdos de modo integral 

También miembro del Consejo Nacional de Paz, Monseñor Henao subraya la necesidad de que se avance “de manera armónica pero integral” en la implementación de los acuerdos. “Esta es una de las grandes aspiraciones de esta Semana por la Paz: en eso se podría avanzar plenamente con una coordinación de todas las agencias del Estado”, confiesa. 

Con el ELN no está todo dicho

En relación a la negociación posible con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, la Semana por la Paz, “es una llamada a que se den señales inequívocas y claras de la voluntad de paz de parte de esta guerrilla y que se retomen las negociaciones”. El proceso “ha sido complejo” y “ha requerido muchísimos esfuerzos”, apunta el prelado. Y si bien los diálogos están suspendidos, “todavía no están cerradas las posibilidades de una negociación con ese grupo”. 

Reconciliación social

El Obispo señala seguidamente el tema de “la reconciliación de la sociedad”, “ya profundamente polarizada y dividida” en la cual “quedan heridas muy profundas” por el largo conflicto. Por este motivo subraya la necesidad de “seguir trabajando”, y, en ese sentido, “el territorio está asociado a crear espacios de reconciliación y espacios que hagan posible el reencuentro y la unificación de todas las personas”. “Trabajaremos desde la Iglesia siempre con la perspectiva de la reconciliación, y animando para que haya mucha expresión de fe, desde el punto de vista de llevar la paz a una dimensión espiritual más profunda, como uno de los grandes principios que iluminen y enmarquen la semana por la paz”, precisa.

Sostenibilidad y paz en los territorios

En relación a la sostenibilidad de los territorios en vistas a la consecución de la paz, Monseñor Henao habla también de su reciente visita a Guatemala a la localidad de Petén, ubicada en la gran reserva forestal de la Biósfera Maya, en donde “a través del trabajo colectivo de las comunidades, con la participación del Estado  y de otros sectores, las  comunidades forestales de Guatemala lograron avanzar hacia la construcción de la paz social”, que es “precisamente hacia donde Colombia quiere ir”.

Allí, explica, “se realizaron acuerdos durante la negociación que hubo con la guerrilla en Guatemala, en los cuales se decidió que grupos de pobladores, en este caso campesinos, tendrían una responsabilidad de cuidado de la Biósfera Maya”, y al mismo tiempo “ellos tendrían garantizada su sobrevivencia a través de formas concretas de cultivos etcétera”. “Sabemos todos – observa – que el cuidado de los bosques requiere también una tala bien controlada para que el bosque se regenere y se recupere”; es así que “todas estas actividades fueron asimiladas dentro de este esquema”.

Se trata de algo que el Obispo Henao ve como “una gran lección”. Asegura que “es un modelo que vale la pena conocer”, pues “se necesita adoptar formas de desarrollo amigables con el medio ambiente, con la ecología y que están basadas en sistemas colectivos, donde las comunidades  garantizan la protección del bosque, pues es de ahí de donde obtienen beneficios”.

“No es un modelo productivo exclusivamente, sino que es un modelo de participación, de  generación de ingresos y de gestión del territorio”, expone.

1000 territorios de Paz

El cinco de setiembre, más de mil territorios de Paz serán declarados en Colombia a nivel nacional: al obispo preguntamos cómo se ha logrado este objetivo:

“Lo que se ha hecho es ampliar el espacio: nosotros ahora creemos que el territorio de paz puede ser una escuela, un barrio, un centro rural, también un municipio, pero la idea es que se creen espacios, territorios de paz en todos los niveles. Se ha logrado a través de la idea de tener la experiencia de territorios de paz en todos los niveles de la sociedad colombiana. Significa que estas poblaciones se dedican a trabajar muy fuertemente para que todas sus actividades tengan una impronta, una dimensión de construcción de paz”.

Gran Pacto Nacional por la Cultura Política Democrática

De cara a las elecciones en Colombia regionales y municipales, que se realizarán en el mes de octubre, tras la Semana por la Paz, el Obispo concluye reflexionando que esta semana “ayudará también a elaborar mensajes para involucrar de una manera directa a los candidatos”. 

“Una actividad muy importante que vamos a tener en los próximos días es la firma de un Pacto Nacional por la Cultura Política Democrática y para excluir la violencia y agresividad de las campañas políticas”. Es una cosa “bastante inédita e importante”, señala, “porque todos los jefes de partidos políticos con el presidente de la República convocados por el Consejo Nacional de Paz firmarán un Gran Pacto por la cultura política y la exclusión de toda forma de violencia de este escenario”. “Tenemos pues, un mes muy importante, que se propone bajar los niveles de polarización y avanzar en lo que es poner marcha los principios acordados en los acuerdos de paz”, finaliza.

22 agosto 2019, 19:10