Cerca

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo 

Patriarca Bartolomé: talar menos árboles, respuesta más urgente a calentamiento global

Mensaje de Su Santidad, el Patriarca ecuménico de Constantinopla, sobre los incendios que devastan los bosques del mundo

En un mensaje fechado 24 de agosto, el Patriarca ecuménico de Constantinopla Bartolomé I expresó su sentir sobre la situación que aflige a nuestro planeta en las últimas semanas, que ha sido “testigo de olas de calor extremas y de grandes incendios salvajes en todo el mundo, desde las selvas tropicales del Amazonas y las regiones desérticas de África, desde regiones normalmente cubiertas de nieve, como el Ártico y Alaska, hasta países lejanos, desde España hasta Siberia”.

“Mes tras mes – escribe el Patriarca – hemos registrado temperaturas récord y olas de calor sin precedentes, con la destrucción de millones de hectáreas y la agitación de millones de personas. Y la intensidad de estos incendios y tormentas está aumentando e intensificándose progresivamente, imponiendo cambios críticos y conmensurables por nuestra parte”.

Talar menos árboles contra el calentamiento global

El mensaje continúa recordando la advertencia de los científicos sobre la amenaza de los incendios para los ecosistemas del mundo, "cada vez más amenazados y vulnerables":

"El impacto de estos incendios podría tener consecuencias durante varias generaciones, afectando al suelo, las infraestructuras y a los seres humanos. Los árboles son vitales para la tierra, para nuestra supervivencia y para nuestras almas. Los árboles no son simplemente preciosos por su belleza estética o su beneficio comercial, sino esencialmente para nuestra defensa contra el cambio climático. Plantar más árboles es ciertamente loable, pero talar menos árboles es quizás la respuesta más urgente al calentamiento global”.

Acontecimientos son alarma del aumento en nivel de emisiones de carbono

“Si bien es posible - continúa el escrito - que esta crisis mundial de incendios no sea total o exclusivamente una consecuencia o causa del cambio climático, los calamitosos acontecimientos que está experimentando el mundo en la actualidad están, sin duda e innegablemente, haciendo sonar la alarma sobre las urgentes y terribles repercusiones de un aumento en el nivel de emisiones de carbono”. Por lo tanto, “estos fenómenos extremos nos obligan a considerar la fragilidad fundamental de la naturaleza, los recursos limitados de nuestro planeta y el carácter sagrado único de la creación”. “Recemos  - concluye el mensaje – por todos aquellos que están amenazados o afligidos por los incendios en todas partes del mundo. Pedimos a todos los fieles y a todas las personas de buena voluntad que reflexionen detenidamente sobre cómo vivimos, qué consumimos y dónde están nuestras prioridades, utilizando las palabras de la Divina Liturgia: “¡Cuidado con nuestros pasos! ¡Temamos a Dios!”.

 

25 agosto 2019, 16:11