Cerca

Vatican News
Mozambique ciclón viaje Papa Francisco Mozambique, emergencia humanitaria después del paso del ciclón Kenneth  (AFP or licensors)

Mozambique: emergencia humanitaria un mes después del ciclón Kenneth

"Esperanza, paz y reconciliación" es el lema elegido para la visita apostólica del Papa a Mozambique en septiembre. Mientras tanto, la situación en el país es muy grave, con casas todavía descubiertas y malnutrición. "La ayuda que llega es insuficiente", explica Mons. Dalla Zuanna, obispo de Beira.

Matteo Petri – Ciudad del Vaticano

"Las palabras del Papa tienen un gran eco en el corazón de todos nosotros, porque nos animarán a superar con valentía los traumas causados por la trágica devastación de los ciclones tropicales, y a afrontar con fe y esperanza la difícil situación en la que vive la población”. Lo afirmaron los obispos de Mozambique en un mensaje dirigido al Papa Francisco, que visitará este país en septiembre.

El difícil contexto nacional

Hace cuatro semanas, el ciclón Kenneth abandonaba Mozambique, dejando tras de sí una destrucción aún mayor que la de Idai, que devastó este país en marzo. De todas, la provincia más afectada por los dos ciclones fue Sofala y su capital, Beira. Para comprender cuál es la situación del martirizado país africano, nos pusimos en contacto telefónico en Beira con el obispo de la ciudad, Mons. Claudio Dalla Zuanna.

R. - La ciudad ha vuelto a una apariencia de normalidad, sólo en distritos residenciales y comerciales, porque ha sido limpiada de escombros y árboles caídos. El mes de mayo ha sido un mes sin lluvia y por lo tanto ha permitido recuperar una cierta sensación de normalidad. Pero basta con levantar un poco la cabeza para ver que la mayoría de las casas aún están descubiertas, los techos no han sido reconstruidos. Sólo en la zona residencial de la ciudad son visibles las obras de reconstrucción. En estos momentos, está llegando material de reconstrucción, pero aún no es suficiente para cubrir las necesidades que tenemos. En los suburbios todavía no se ha iniciado ningún trabajo; la gente ha intentado reconstruir algo, recogiendo material provisional, pero todavía no se ha iniciado ninguna reconstrucción real. También porque en los suburbios, además de la falta de recursos, no sabemos cómo y dónde reconstruir. En estos barrios no hay un plan de uso del suelo, no hay alcantarillado y por lo tanto la reconstrucción tomará mucho tiempo.

¿Cuáles son las emergencias más graves?

R. - Hay dos emergencias importantes. La situación alimentaria, en el sentido de que también la población de las ciudades contaba con las cosechas del campo, que fueron destruidas por el paso de los dos ciclones y la próxima cosecha sólo tendrá lugar en marzo del próximo año. Por lo tanto, existe una preocupación por poder hacer frente a todos estos meses. La otra emergencia es la vivienda. Hacia noviembre la estación de lluvias comenzará de nuevo y si para entonces si los techos de las casas no han sido reconstruidos, la situación se volverá difícil.

¿Cómo está viviendo la comunidad cristiana la vigilia  de la visita del Papa?

R. - Por lo que sabemos, el Papa irá a Maputo, la capital de Mozambique. En el comunicado oficial de la Conferencia Episcopal de Mozambique hay una invitación a la preparación para la que también se ha creado una comisión ad hoc. Maputo está a 1000 kilómetros de Beira y aquí la gente, dado que el programa oficial del viaje apostólico aún no ha sido publicado, espera que el Papa visite o pase por lo menos por nuestra ciudad.

03 junio 2019, 15:30