Vatican News

El Hermano Alois denuncia cinco casos de abuso a menores

"Vergüenza y profunda tristeza." El prior de la comunidad de Taizé ha informado a la justicia de cinco casos de agresiones sexuales cometidos hace más de treinta años.

Massimiliano Menichetti - Ciudad del Vaticano

Proteger, escuchar, no esconder. Sobre estos tres puntos se basa la carta escrita del Hermano Alois, prior de la comunidad de Taizé que ha denunciado ayer a las autoridades competentes cinco casos de agresiones de caracter sexual, perpetradas a menores que tuvieron lugar entre los años 50 y 80 por parte de tres hermanos diferentes, dos de los cuales murieron hace más de quince años.

Vergüenza y profunda tristeza

En poco más de una página, el Hermano Alois habla de "vergüenza y profundo dolor" al escuchar "lo que las víctimas han experimentado y sufrido". Las denuncias se escucharon inmediatamente "con absoluto respeto", para acompañar lo mejor posible a quienes han padecido ese dramático sufrimiento. Asimismo, el prior destaca que la legislación francesa "exige la notificación de todos los casos, independientemente del momento en que se hayan cometido los hechos".

En este momento en el que la sociedad y la Iglesia intentan arrojar luz sobre el abuso y las agresiones sexuales, especialmente contra los niños y las personas vulnerables,  Alois explica que "este informe forma parte de una labor de verdad ya iniciada por la escucha de las víctimas", a las que sigue dirigiéndose con su pensamiento y su cercanía.

Otras posibles víctimas

"Es posible que nuestro hablar -añade- lleve a otras posibles víctimas a dar a conocer sus casos: las escucharemos y las acompañaremos en los pasos que quieran dar". Asimismo, el Hermano Alois subraya la responsabilidad y el compromiso de la comunidad para con la seguridad y la integridad de todos, destacando la disposición a denunciar cualquier "violación de la integridad" tanto "a las autoridades judiciales competentes" como "eclesiásticas". Otras medidas ya adoptadas al respecto son el sitio web dedicado a la protección de las personas y una dirección de correo electrónico (protection@taize.fr) para facilitar la presentación de informes.

Confianza, seguridad y verdad

"Si hablo hoy -concluye- es porque se lo debemos a las víctimas, a sus seres queridos y a quienes buscan en Taizé un espacio de confianza, seguridad y verdad".

04 junio 2019, 20:11