Cerca

Vatican News
2019.03.29 cardenal Ricardo Blázquez El Cardenal Ricardo Blázquez, Presidente de la Conferencia Episcopal Española  

España: Los obispos tratan el tema de los abusos contra menores

El Cardenal Ricardo Blázquez abrió el lunes la asamblea plenaria de los obispos españoles que se desarrollará hasta el próximo 5 de abril en Madrid. En primer plano, las conclusiones del encuentro sobre la protección de los menores celebrado en la Ciudad del Vaticano, las vocaciones y las próximas elecciones en España

Lisa Zengarini – Ciudad del Vaticano

La lucha contra el abuso de menores en la Iglesia, las vocaciones sacerdotales y las elecciones del próximo 28 de abril fueron los tres temas principales que abordó el Cardenal Ricardo Blázquez, Presidente de la Conferencia Episcopal Española en esta sesión de primavera que comenzó el 1° de abril en Madrid.

Purificando la memoria a través de la conversión

En cuanto a la pedofilia, el también Arzobispo de Valladolid recordó las palabras del Papa Francisco en su discurso de clausura del reciente encuentro sobre la protección de los menores que se celebró en la Ciudad del Vaticano. Oportunidad en la que el Pontífice subrayó que “la universalidad de esta plaga, a la vez que confirma su gravedad en nuestras sociedades, no disminuye su monstruosidad dentro de la Iglesia. La inhumanidad de este fenómeno a escala mundial es todavía más grave y más escandaloso en la Iglesia, porque contrasta con su autoridad moral y su credibilidad ética”.

Al respecto el Purpurado afirmó: “El pasado no podemos cancelarlo; pero sí podemos afrontarlo ‘purificando la memoria’ a través de la conversión, de la reparación de los heridos y de la prevención de cara al futuro”. Y recordó que el llamamiento hecho por el Santo Padre en su discurso del pasado 24 de febrero llama a " escuchar, proteger y cuidar a los niños maltratados, explotados y olvidados" y a "trabajar juntos para erradicar esta brutalidad del cuerpo de nuestra humanidad, adoptando todas las medidas necesarias ya existentes a nivel internacional y a nivel eclesial".

La pastoral vocacional “indispensable” para la vida de la Iglesia

El segundo tema que el Presidente de la Conferencia Episcopal Española abordó en su prolusión fue el del don de la vocación al sacerdocio, con referencia a la aprobación, durante la sesión, del Plan de Formación para los seminarios de España. Y subrayó la importancia de la pastoral vocacional, que – dijo – es “indispensable” para la vida de la Iglesia: “No queremos conformarnos con administrar la escasez; deseamos ser cauce de nuevas llamadas que, sin duda, el Señor sigue realizando. Se debe cuidar particularmente el discernimiento y acompañamiento de la salud humana y espiritual de los seminaristas y los sacerdotes, en el momento eclesial y social tan exigente que vivimos”.

Refiriéndose a las características de los nuevos sacerdotes, el Cardenal señaló que “el carácter comunitario y el sentido misionero del ministerio del futuro pastor atraviesan todo el camino discipular y configurativo de la formación del candidato en el don de sí mismo al Señor, a la Iglesia y al mundo, que es el contenido esencial de la caridad pastoral”.

Defensa de la vida, de la familia, de los derechos y del trabajo

Aludiendo a las próximas elecciones en España, previstas para finales de mes, el Cardenal Blázquez se refirió a la importancia del compromiso político y a la necesidad de líderes que cumplan fielmente la tarea que les ha sido encomendada por los ciudadanos.

“Recuerdo algunas causas – dijo – que requieren por parte de votantes y elegidos una consideración particular: la defensa de la vida humana desde el amanecer hasta el ocaso, desde la concepción hasta el fin natural, ya que en todo su recorrido y en todas las circunstancias está en juego la dignidad de personas; el cuidado y promoción de la familia, que es auténtico pilar de la sociedad, decisiva para la educación de los hijos, apoyo en la enfermedad, ayuda en las crisis individuales y sociales, equilibrio de las personas y estabilidad de la sociedad”.

Asimismo subrayó el trabajo, especialmente el de los jóvenes, que es necesario para realizarse personalmente, ganarse el pan de cada día, ser reconocido en su dignidad personal y constituir una familia. Y también pidió respeto a los derechos humanos, exigiendo la correspondiente obligación, sin discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, tal como reza la Constitución española en su artículo 14.

Una campaña electoral sin insultos ni noticias falsas

El Presidente del Episcopado español concluyó con la esperanza de una campaña electoral civil basada en el contenido y no en “la manipulación de la verdad”, puesto que junto con a “la desinformación intencionada”, son particularmente dañinas en períodos electorales, ya que las consecuencias pueden ser graves y de largo alcance.

02 abril 2019, 15:09