Buscar

Vatican News

Perú recibió la Caminata Huellas de Ternura 2019

Se trata de una iniciativa que viene recorriendo toda América Latina y El Caribe, desde México hasta la Patagonia, con una Cometa como símbolo de la niñez llena de pactos de ternura.

Sofía Lobos- Ciudad del Vaticano

Perú abrió los brazos a la Caminata Huellas de Ternura, una acción de movilización social de carácter ecuménico, que busca denunciar las diversas formas de violencia que se ejercen contra los niños y niñas, proponiendo la ternura como camino para promover la vida y la dignidad.

La cita tuvo lugar el 1 de marzo en el Puente Internacional La Tina – Macará, de la Diócesis de Chulucanas, Piura.

La Cometa de la Ternura

Se trata de un proyecto que viene recorriendo toda América Latina y El Caribe, desde México hasta la Patagonia, con una Cometa como símbolo de la niñez llena de pactos de ternura.

Durante 15 días la “Cometa de la Ternura” se trasladará por las principales ciudades del Perú, entre las que figuran Chiclayo, Trujillo, Chimbote, Huacho, Lima, Callao, Mollendo, Chala, Moquegua y Juli. En el Perú esta iniciativa fue organizada por la Conferencia Episcopal Peruana, Cáritas del Perú, World Vision, las Federaciones de Escuelas Católicas y Fe y Alegría.Al finalizar este recorrido se espera que llegue a Bolivia y comience su paso por los países del sur del continente.

El peligro de naturalizar la violencia contra los niños

De acuerdo con la Encuesta Demográfica y de salud Familiar ENDES y la Encuesta sobre Relaciones Sociales ENARES, en Perú, las cifras de violencia contra los niños son alarmantes.

 

El 43,9 % de los adultos cree que a veces es necesario gritar a los niños y niñas para que entiendan lo que se les dice, mientras que el 44% de los niños y niñas afirmó que los padres tienen que golpear a sus hijos si estos se portan mal.

Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables en esta nación, solo en enero del presente año, se reportaron 3867 casos de niñas, niños y adolescentes víctimas de algún tipo de violencia.

Y tal como informa UNICEF, en el mundo, cada día 220 niños menores de 18 años mueren como resultado de la violencia familiar.

Alarma contra la soledad y la violencia infantil

Ante esta situación de soledad, abandono y violencia que afecta a los niños, niñas y adolescentes en América Latina y El Caribe, varias organizaciones internacionales se unieron para llevar adelante la Caminata Huellas de Ternura.

Entre estas instituciones se encuentra el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Cáritas América Latina y el Caribe-SELACC, World Vision, la Federación Internacional Fe y Alegría, la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC), la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR), la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER), Kindermision Werk y la Red Mundial de Oración del Papa.

Fortaleciendo la formación de agentes de pastoral

Como actividad preparatoria, World Vision Perú, junto con Cáritas Perú, realizaron el Taller “Conectándonos con Ternura“, durante el pasado mes de febrero.

En él, se abordaron las herramientas necesarias para concienciar a todos los participantes de la caminata sobre la importancia de la ternura y el respeto en la educación de los menores. Actividad académica que se extendió en diversas partes del país.

Asimismo, la Caminata Huellas de Ternura está enmarcada en la Campaña “Necesitamos a Todo el Mundo: Cero Violencia, 100% Ternura” que impulsan las entidades aliadas del Programa Centralidad de la Niñez, es decir, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), World Vision Latinoamérica, Cáritas Latinoamérica y la Federación Internacional Fe y Alegría.

03 marzo 2019, 14:52