Cerca

Vatican News
NICARAGUA NICARAGUA  (AFP or licensors)

Iglesia de Nicaragua condena y deplora violencia contra manifestación

La policía y las fuerzas antimotines de Nicaragua capturaron a 164 personas que estaban participando en una marcha prevista a las dos de la tarde del sábado en Managua. Entre los detenidos se encontraba la periodista Sofía Montenegro y el padre Juan Domingo Gutiérrez Álvarez, primo del obispo de Matagalpa, Mons. Rolando Álvarez. El sacerdote es vicario Parroquial de la Parroquia san Agustín, en la zona pastoral central de Managua, la Unidad Nacional Azul y Blanco comunicó que, entre los detenidos, se encontraban también el exministro de Educación nicaragüense Humberto Belli y la periodista Marlen Chow

Patricia Ynestroza- Ciudad del Vaticano

Acualizado martes 19 de marzo 2019

La víspera la Policía había informado de que no permitiría la protesta, pero los manifestantes decidieron mantener la convocatoria. El sábado Managua parecía una ciudad sitiada, con patrullas con centenares de oficiales antidisturbios bloqueando los accesos de la ciudad y las zonas donde se desarrollaría la manifestación.

Entre los manifestantes, había personas ancianas, jóvenes y menores de edad, todos querían manifestar su inconformidad sobre la situación del país. Después de ocho horas detenidos, y gracias a la acción del Nuncio Apostólico, Mons. Waldemar Sommertag, fueron liberados uno a uno. El padre Gutiérrez al ser liberado fue trasladado a la casa cural por el Nuncio Apostólico Mons. Waldemar Sommertag.

La Iglesia condena y deplora estos hechos

En una nota de prensa, la Arquidiócesis de Managua, deplora y condena los hechos de la tarde de ayer sábado, hechos que evidencia la necesidad de resolver con franca y efectiva responsabilidad la crisis nacional, se lee en la nota.

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, estuvo atento al desarrollo de los acontecimientos y en comunicación con el Nuncio, a quien agradece sus gestiones por la liberación del padre Gutiérrez Álvarez y demás ciudadanos. “Esperamos, se lee en la nota, que los lamentables sucesos exijan máxima y sincera voluntad en la búsqueda de soluciones efectivas y prontas, como lo deseamos todos los nicaragüenses”.

Mediación diplomática del Nuncio en esta crisis

Esta semana el Nuncio Apostólico en Nicaragua, Mons. Waldemar Stanislaw Sommertag, acompañado por el secretario de la Nunciatura, Mons. Andrea Piccioni, visitó a 16 presos políticos que se encuentran en los Penitenciario integral de Mujeres y Penitenciario Nacional Jorge Navarro (La Modelo). Escuchó sus preocupaciones y esperanzas. Y después se comenzó la excarcelación gradual de un núcleo apreciable de detenidos.

Se recuerda que las negociaciones se habían detenido, y se reanudaron luego que las partes acordaran la "excarcelación de un núcleo apreciable" de manifestantes presos, que era una de las demandas de la oposición. Las partes llegaron a ese acuerdo tras una reunión conjunta con el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la secretaría general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, que participan en calidad de testigos y acompañantes.

La solidaridad de la Iglesia por las víctimas de esta violencia

Ante la violencia con la cual fueron tratados los manifestantes, el Cardenal arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes dijo el domingo a los periodistas, que es una tristeza que los nicaragüenses "no podamos entendernos, que no podamos marchar  en armonía, que presentemos siempre al mundo a través de los medios de comunicación, ambientes de violencia. Esto como pastor me llena de mucha tristeza", señaló el purpurado y añadió que además esto ocurra en un "ambiente que se está dando para buscar cómo encontrar soluciones, ver que en cambio se encienda el fuego de las divisiones", el cardenal Brenes dijo que la Iglesia sigue orando para que el Señor de a todo el pueblo,  gobernados y gobernantes,  ese espíritu de romper esos muros.

Pensando en la frase "no quieras para los demás lo que no quieras para tí", el cardenal dijo que con esta frase, quiere pensar en la policía que tiene un familiar, o una mamá que tiene hijos, creo, dijo, que a nadie le gustaría ser golpeado o arrastrado, "para mí esas imágenes, son imágenes muy tristes que dieron la vuelta al mundo. Ojalá que esto no se repita más, que todos podamos hacer el esfuerzo para que esto desaparezca de nuestros programas y proyectos, y más bien busquemos un entendimiento serio". 

El purpurado exhorta además a los periodistas que hagan eco no sólo de las noticias negativas, sino que también inviten al pueblo en este tiempo de Cuaresma a orar. "Porque el Señor ha dicho, oren, que se les abrirá, oren y se les escuchará".

La invitación del cardenal a todos los creyentes, y no creyentes, a que con sus actitudes pidan sentimientos que los lleven a un entendimiento, a construir una verdadera familia sin rencores, sin muros, sino más bien en un ambiente de puentes y de caminos de comunicación. Es necesario en estos momentos de crisis, un periodismo objetivo, como lo dice el Papa, el periodismo juega un papel bien importante dentro de la objetividad de la noticia. Las redes, también dijo el cardenal, tienen que ser bien utilizadas, para llevar una noticia veraz. Una vez más pidió a las  partes que están negociando que deben saber escuchar al pueblo,  escuchar sus sentimientos. 

La solidaridad con los encarcelados en los tuits de los obispos

Tuit de Mons. Álvarez obispo de Matagalpa: “Con los encarcelados de esta tarde me solidarizo, entre los cuales está mi primo padre Juan Domingo Gutiérrez”.

Mons. Carlos Enrique Herrera Obispo de Jinotega: “Nuestra solidaridad a los ciudadanos que han sido encarcelados por ejercer su legítimo derecho a la movilización pacífica. Como Iglesia también nos solidarizamos con el padre Juan Domingo Gutiérrez que como ciudadano y católico también estaba en la movilización”.

El tuit de Mons. Jorge Solórzano Pérez, Obispo de la Diócesis de Granada: “Condenable represión sufrida a ciudadanos y periodistas por parte de la policía, mis oraciones por los detenidos y agredidos. ¡El Señor siga siendo nuestra fuerza!”

El obispo auxiliar de Managua, Mons. Silvio Báez en su tuit: “Mi oración por todos los detenidos por la policía hoy en Managua, por ejercer su derecho constitucional de manifestarse. Especialmente mi cercanía y solidaridad con el padre José Domingo Gutiérrez quien fue detenido llevando pacíficamente en mano una bandera de la Iglesia.

Las negociaciones en un momento crítico

Juan Sebastián Chamorro, que forma parte del equipo negociador de la Alianza Cívica, dijo, tras ser liberados los detenidos, que se reunirán hoy domingo para valorar su participación en el diálogo con Ortega. “Esto es inaceptable, no es posible que se trate así, como se ha tratado hoy, al pueblo”, afirmó Chamorro.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció la “inaceptable represión de la policía” contra una protesta pacífica.

17 marzo 2019, 09:43