Buscar

Vatican News
2019.02.14 Agresión en Nicaragua al Padre Edwin Román Calderón 2019.02.14 Agresión en Nicaragua al Padre Edwin Román Calderón 

Nicaragua: Policía agrede de nuevo a sacerdote

El Padre Edwin Román Calderón, párroco de la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya, fue detenido durante media hora cuando circulaba de la ciudad de Catarina hacia Masaya, cuando regresaba del municipio de Niquinohomo. Allí una patrulla policial le hizo parada al vehículo en el que se trasladaba. A eso de las 7:00 p.m. de este miércoles.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La Arquidiócesis de Managua lamentó el incidente que sufrió el padre Calderón, mediante un comunicado expresó, que esta situación “pone en evidencia la falta de un ambiente de paz y se suma a otros actos que no contribuyen a un camino de concordia social. Ante esta y otras expresiones de intolerancia urge retomar el respeto al derecho de la persona humana en nuestra patria”.

Este hecho pone en evidencia la falta de paz en el país

El párroco de la iglesia San Miguel también dijo que ve como un total atropello que lo hayan retenido sin darle ninguna explicación, y señala que esta acción es parte de la represión gubernamental que vive Nicaragua, especialmente, el pueblo de Masaya.

“Me dijeron: por fin te agarramos” y procedieron a revisarlo, relató el sacerdote a El Nuevo Diario, vía telefónica. El padre Román no fue trasladado a una estación policial, pero en el lugar los oficiales de la Policía intentaron interrogarlo, a lo que se resistió. “Les reclamé y empecé a tomarles fotos, les dije que llamaría a los medios de comunicación; entonces intentaron quitarme el celular y me golpearon en el rostro”, denunció el sacerdote.

“Además quisieron interrogarme sin decirme por qué me detenían. Me hicieron preguntas como de dónde venía, que para dónde iba, pero nada de eso les respondí”, explicó el sacerdote de Masaya que también denunció que los oficiales intentaron quedarse con su vehículo, le decían que se podía ir, pero no le entregaban las llaves.

La Iglesia con el pueblo

Además el sacerdote advirtió a la policía que no necesitan andarlo buscando, porque saben bien que él vive en la iglesia San Miguel y enfatizó que aunque lo amenacen con matarlo, seguirá “junto al pueblo sufrido de Nicaragua”.

CIDH pide al Estado respetar la integridad del padre Román

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tras el primer ataque que sufrió el padre Calderón, había exhortado al Estado de Nicaragua que se respete “la vida e integridad personal” del padre Edwin Román Calderón, párroco de la iglesia San Miguel de Masaya.

 “La CIDH recuerda que Edwin Román es beneficiario de medidas cautelares desde el pasado 7 de junio, por eso exhorta al Estado de Nicaragua a asegurar que sus agentes respeten la vida e integridad personal del religioso de conformidad con estándares del derecho internacional en materia de derechos humanos”, publicó este organismo en Twitter. El padre fue uno de los religiosos agredidos por turbas sandinistas el 9 de julio en Diriamba, Carazo, hasta donde habían llegado en respaldo a las víctimas del ataque dirigido para desmantelar los tranques que dejó, al menos, 14 muertes.

El padre Edwin Román ha sido una figura destacada en la ciudad de Masaya desde el inicio de las protestas. Habilitó un puesto médico en la casa cural de la parroquia San Miguel, donde se atendieron a decenas de heridos en los ataques de fuerzas policiales en contra de manifestantes, y actuó como mediador junto a activistas de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) en la liberación de presos.

14 febrero 2019, 10:21