Cerca

Vatican News

La Iglesia pide a India y a Pakistán dialogar por la Paz evitando la guerra

“Tanto India como Pakistán deben respetarse mutuamente, ser realistas y trabajar juntos por el bien común dando prioridad al mantenimiento de la paz”, explica el obispo Samson Shukardin perteneciente a la Orden de los Frailes Menores, quien dirige la comunidad católica de la diócesis de Hyderabad, en India.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

“Condenamos los ataques terroristas en Cachemira, pero también cualquier reacción armada: le pedimos a Dios que cambie los corazones de los hombres para detener cualquier acto que pueda llevar a la guerra. Rezamos por las víctimas y por la paz entre la India y Pakistán”, es la declaración a la agencia de noticias Fides del obispo Samson Shukardin perteneciente a la Orden de los Frailes Menores, quien dirige la comunidad católica de la diócesis de Hyderabad.

Atentado del 14 de febrero en India

Después del atentado de Cachemira del 14 de febrero, en el que murieron 42 soldados de la India, aviones indios bombardearon un presunto “campo de entrenamiento para extremistas” en territorio paquistaní. Este es el primer ataque de estas dimensiones registrado desde 1971, cuando los dos países entraron en guerra tras la separación de Bangladesh con Pakistán.

 

En este contexto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la India anunció que en el ataque “300 terroristas del grupo Jaish-e-Mohammed fueron asesinados”. Se trata de un grupo yihadista sunita nacido en la India pero también con base en Pakistán, que reivindicó el ataque terrorista.

Temor de que inicie una guerra

Ante el temor de una posible escalada militar, el obispo Samson indica: “Tanto India como Pakistán deben respetarse mutuamente, ser realistas y trabajar juntos por el bien común. En lugar de amenazarse recíprocamente, los líderes de estas dos naciones deben unir fuerzas dando prioridad al mantenimiento de la paz”.

 “Instamos a sus respectivos gobiernos a trabajar para resolver la crisis actual a través de conversaciones en la mesa de negociación, en lugar de acusarse unos a otros”, añade el prelado.

Buena voluntad política para resolver el conflicto

India acusa a Pakistán de haber participado en el ataque terrorista del 14 de febrero.

 

El Primer Ministro de Pakistán, Imran Khan, lo niega y ha ofrecido a la India todo su apoyo para llevar a cabo una investigación. Por su parte, el fraile capuchino Qaisar Feroz, Secretario Ejecutivo de la Comisión de Comunicaciones Sociales de los Obispos Católicos de Pakistán, afirma que los líderes políticos de ambos países deben usar la buena voluntad política para resolver la cuestión de Cachemira:

"La guerra nunca es el camino correcto; la paz y la distensión política ciertamente traerán prosperidad en ambos lados de las fronteras, debemos elegir el camino del diálogo y resolver los conflictos de manera pacífica”.

No al camino de las armas

La agencia Fides informa además, que después del ataque en Cachemira y la reacción militar india, el 26 de febrero una delegación de frailes franciscanos capuchinos peregrinó a Gandha Singh, pueblo de Punjab, en la frontera entre India y Pakistán.

Los religiosos rezaron y distribuyeron a la gente del pueblo que los acompañaba la oración atribuida a San Francisco de Asís, que recita "Dios haznos instrumentos de tu paz". Asimismo, los franciscanos en Pakistán, aseguraron que en este momento crítico, "sienten una clara responsabilidad de no ceder a la violencia y de proponer una solución pacífica a la antigua cuestión de Cachemira, instando a la política de estos dos países, a elegir el camino de la negociación y no el de las armas". 

Escuche el servicio
28 febrero 2019, 13:07