Cerca

Vatican News

Una Sinagoga de Panamá alojará a peregrinos de la JMJ

Un grupo de voluntarios del templo judío Kol Shearith Israel, en Ciudad de Panamá, han acondicionado las instalaciones para recibir a los jóvenes que participarán en la JMJ. El rabino Gustavo Kraselnik ha expresado su alegría de poder contribuir en el desarrollo de este evento.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Panamá será un terreno propicio para sembrar la Cultura del Encuentro entre los pueblos que promueve constantemente el Papa Francisco.

La Sinagoga abre sus puertas a los peregrinos

Un ejemplo concreto de colaboración fraterna es el de la sinagoga Kol Shearith Israel, situada en Ciudad de Panamá y que abrirá sus puertas para alojar a 50 peregrinos de la JMJ que llegarán en los próximas días. 

El rabino Gustavao Kraselnik, responsable del templo Kol Shearith, ha declarado a medios locales que la sinagoga tiene una larga historia de trabajo comunitario con la población católica de la ciudad, incluidos los conciertos regulares de coros conjuntos con la parroquia católica del vecindario, y que por ello decidieron aportar "su granito de arena" en este gran acontecimiento de la Iglesia universal.

Hospitalidad y fraternidad en la JMJ

Dirigidos por un equipo de voluntarios de unos siete feligreses, han convertido sus aulas en un espacio de alojamiento para albergar a los jóvenes católicos. 

 

Panamá es el hogar de casi 15.000 judíos, lo que la convierte en la población judía más grande de América Central.

Kol Shearith abrió sus puertas por primera vez en 1.876 como la primera congregación judía en el país, y actualmente, la sinagoga sirve como lugar de culto para aproximadamente 160 familias.

La Jornada Mundial de la Juventud, que se remonta a 1985 y se lleva a cabo en una ciudad diferente del mundo aproximadamente cada tres años, es un festival juvenil católico que dura una semana y que culmina con la visita del Papa. Desde que San Juan Pablo II creó esta iniciativa, el evento ha atraído a multitud de masas, y supone una gran oportunidad para crear lazos de fe y fraternidad.

“ Un ejemplo concreto de colaboración fraterna es el de la sinagoga Kol Shearith Israel, situada en un barrio de Ciudad de Panamá que abrirá sus puertas para alojar a 50 peregrinos de la JMJ que llegarán en los próximas días ”

"Hemos sido testigos del esfuerzo y del cariño que tanta gente a lo ancho y largo del país ha puesto en este extenso recorrido de preparación para la JMJ de Panamá y me siento muy orgulloso que como congregación recibamos a estos jóvenes", explica el rabino Kraselnik, quien ya tuvo la ocasión de reunirse con el Pontífice en dos ocasiones, en Roma.

El rabino y sus dos encuentros con el Papa en Roma

En 2014, viajó a la Ciudad Eterna como parte de una delegación judía con la que el Papa Francisco se reunió la víspera de Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío; y en 2016 regresó con una delegación de diálogo interreligioso organizada por la Organización de los Estados Americanos.

Asimismo, Kraselnik, ha elogiado la gran labor de los Papas predecesores, San Juan Pablo II y Benedicto XVI por sus trabajos en las relaciones judeo-cristianas.

“ Desde que San Juan Pablo II creó esta iniciativa, el evento ha atraído a multitud de masas, y supone una gran oportunidad para crear lazos de fe y fraternidad ”

Panamá: la tercera JMJ de Francisco

Panamá será la tercera Jornada Mundial de la Juventud del Papa Francisco, tras la de Río de Janeiro, Brasil en 2013 y Cracovia, Polonia en 2016: en esta ocasión será la primera vez que se celebra una JMJ en América Central.

 

"Esta será una experiencia de alto impacto", concluye el rabino asegurando que Panamá estará en el centro de atención del mundo, "y todos los credos saben lo importante que será este momento".

Escuche el servicio
18 enero 2019, 18:30