Cerca

Vatican News

CEN: La no violencia activa rompe la lógica bélica

Ha causado un gran repudio en los nicaragüenses, el nuevo ataque que recibió la Iglesia el lunes pasado cuando el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta, Rosario Murillo, atacaron verbalmente a los obispos en la clausura del XVI Congreso de la Unión Nacional de dirigentes estudiantiles, UNEN

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

En el programa “Esta noche” de Carlos Fernando Chamorro, dijo que Ortega acusó a los obispos de manera temeraria de ser presuntamente criminales y terroristas. En un discurso, amenazante y cargado de odio los atacó de forma virulenta y llegó a decir que los obispos no son cristianos, alentando a sus fanáticos, que siguen agrediendo y atacando a la Iglesia católica. Mientras el amenazaba en el acto de la UNEN, tres patrullas con decenas de antimotines, dirigidos por el jefe de la policía de León, asediaron y allanaron las instalaciones de Radio Darío en esa ciudad, en lo que es una nueva agresión contra periodistas independientes.

Fuertes acusaciones contra la Iglesia

Ortega dijo textualmente que después de haberlos invitado como mediadores, “dejaron de ser mediadores y pasaron a ser parte activa de las fuerzas golpistas… ya se ve claramente quienes estaban detrás de los tranques, alentando tranques, es decir, alentando crímenes, quiénes por principios, como cristianos, como pastores, debían de rechazar totalmente cualquier crimen”.

El presidente Ortega acusó a los obispos diciendo que “no tienen nada que ver con aquel Cristo que fue flagelado… No tienen nada de cristianos, y actúan con una mentalidad terrorista, criminal, sí. Se sumaron alegremente al golpe terrorista y criminal, no les dolió la muerte de los hermanos nicaragüenses, no les dolió la tortura, no les dolió la exhibición descarnada de quienes eran torturados, eran vejados y luego quemados, no, no les dolió.”

Mons. Avilés: Discurso de Ortega es atrevido, populista y ridículo

El pro-vicario de la Arquidiócesis de Managua, Mons. Carlos Avilés definió así el discurso de Ortega contra la Iglesia. “Son argumentos ridículos, como va a ser que un obispo no tiene a Dios en su corazón. Acaso conoce él la conciencia de los demás”.  Estos son discursos fuera de la realidad, dijo, como del cuento de Alicia en el país de las maravillas. La realidad es otra, dijo el obispo al ser entrevistado por el medio local independiente, 100%noticias.  

Entre otros miembros de la sociedad nicaragüense, también Mónica Baltodano, ex- guerrillera, revolucionaria y política nicaragüense dijo que Ortega sigue en estado de negación, culpa a los obispos y no acepta su responsabilidad de la masacre de estudiantes.  Es el único responsable de la matanza, los crímenes, las torturas, y todo lo que está contenido en los informes de los organismos internacionales de DDHH, afirma Baltodano, Ortega ataca a los obispos de la situación que se vive en Nicaragua, cuando los obispos no fueron los que ordenaron disparar, ni son responsables de la situación de caos económico que se vive en el país.

Por su parte, el arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, siempre entrevistado por el mismo medio local dijo que los Obispos sí tienen a Cristo en su corazón, y que en su momento se prestó un servicio de mediación a la crisis, por una invitación del presidente. Los obispos nicaragüenses sirven a la Iglesia, a Jesucristo y a sus comunidades como pastores.

Te invitamos a ver nuestra playlist de la página Youtube

05 diciembre 2018, 12:50