Cerca

Vatican News
El pueblo reclama que se esclarezca la muerte del sacerdote Ondari. El pueblo reclama que se esclarezca la muerte del sacerdote Ondari. 

Sacerdote misionero es asesinado en Camerún

La diócesis de Manfe en Camerún informa que el 21 de noviembre el sacerdote Cosmas Ombato Ondari, fue asesinado cobardemente en la aldea de Kembong. Este es el segundo sacerdote asesinado en el país africano en los que va de los últimos cuatro meses tras el asesinato del párroco del poblado de en Buéa.

José Villanueva - Ciudad del Vaticano

Un sacerdote misionero católico, el Padre Cosmas Ombato Ondari, oriundo de Kenia, fue cobardemente asesinado a tiros ayer en Kembong, cerca de la ciudad de Mamfe, en el condado de Manyu, al suroeste de Camerún, donde desde hace meses se produce un conflicto armado entre el ejército del gobierno y los separatistas del movimiento Sur de Camerún Ambazonia Frente Unido.

Conflicto armado en Camerún

Las investigaciones aún no se han definido del todo, solo se sabe que el religioso de 30 años, pertenecía a la Sociedad Misionera de San José de Mill Hill, fue al parecer emboscado mientras se dirigía a su parroquia, por las fuerzas de seguridad de Camerún contra milicianos separatistas.

Otras fuentes locales, comentan que algunos soldados, a bordo de los vehículos militares que merodean siempre la zona del poblado, dispararon a diestra y siniestra al sacerdote de la parroquia de St. Martin of Tours en Kembong.

Hasta el momento, no se desconocen más detalles explícitos sobre su muerte. Cabe recordar, que el 20 de julio, otro sacerdote ya había sido asesinado que fue el padre Alexander Sob Nougi, párroco en Bomako, distrito de la ciudad de Buéa, y secretario de educación católica de la diócesis.

Iglesia católica denuncia violencia en el país

Como se sabe, en Camerún se está desgarrando un creciente conflicto civil, que se opone a las poblaciones de habla francesa e inglesa, tal como informó la Conferencia Episcopal Africana en una carta pública en que condenaba "la violencia inhumana, ciega, monstruosa y la radicalización de posiciones, en progreso en las provincias de habla inglesa.

Los Obispos de Camerún han pedido a las organizaciones internacionales, para que intervengan en el país y detengan la crisis que cada vez afecta a más ciudadanos antes de que se desate una guerra civil.

Durante años, estas provincias, antiguas colonias británicas, unidas a Camerún después de la independencia conquistada en 1960, reclaman más autonomía.

450 mil personas desplazadas por el conflicto

A partir de 2016, las manifestaciones de descontento se han vuelto más frecuentes en el país africano, hasta las franjas más extremas, el primero de octubre de 2017, han declarado la independencia de las dos provincias de habla inglesa, en el suroeste y noroeste, de Camerún y el nacimiento de la República de Ambazonia.

Según los datos ofrecidos por las ONG locales, ya habría cientos de víctimas debido a esta rebelión: más de 200 militares del gobierno y más de 500 civiles, mientras que los desplazados serían casi 450 mil, unas decenas de miles huyeron a en el extranjero en Nigeria.
 

23 noviembre 2018, 14:12