Cerca

Vatican News
Almuerzo en el Aula Pablo VI del Vaticano Almuerzo en el Aula Pablo VI del Vaticano  (Vatican Media)

Nota Eclesial: gritar, escuchar y responder

En el mensaje para la II Jornada Mundial de los Pobres, del XXXIII domingo del tiempo ordinario, el Papa Francisco recuerda que “las palabras del salmista las hacemos nuestras desde el momento en el que también nosotros estamos llamados a ir al encuentro de las diversas situaciones de sufrimiento y marginación en la que viven tantos hermanos y hermanas”.

Pbro. Johan Pacheco – Venezuela

«Este pobre gritó y el Señor lo escuchó» (Salmo 34,7), palabras del salmista que viviendo la pobreza nos invita a escuchar con un corazón caritativo el clamor de los más necesitados, así como Dios escucha nuestras suplicas y responde con misericordia.

En el mensaje para la II Jornada Mundial de los Pobres,  del XXXIII domingo del tiempo ordinario, el Papa Francisco recuerda que “las palabras del salmista las hacemos nuestras desde el momento en el que también nosotros estamos llamados a ir al encuentro de las diversas situaciones de sufrimiento y marginación en la que viven tantos hermanos y hermanas”.

El salmo que inspira la reflexión y la acción en esta jornada, como lo dice Francisco en el mensaje, “describe con tres verbos la actitud del pobre y su relación con Dios”. El primero de ellos es “gritar”, que expresa el dialogo y la comunión confiada con Dios, cuyo grito también debemos escuchar nosotros, reconociendo las necesidades del prójimo.

“Responder”, es el segundo verbo. La respuesta de Dios “como se muestra en toda la historia de la salvación, es una participación llena de amor en la condición del pobre”. Y hoy su respuesta también debe ser reflejo de cada obra de misericordia que hacemos en el nombre de Dios.  

Y tercer verbo “liberar”, que restituye la dignidad a la persona. Tratada como hijos de Dios, en el respeto mutuo, y superando “el egoísmo, el orgullo, la avaricia y la injusticia” que generar y profundizan la pobreza.

Como Dios atento siempre a nuestra vida, también estamos invitados a gritar, escuchar y responder, recordando que “los pobres son los primeros capacitados para reconocer la presencia de Dios y dar testimonio de su proximidad en sus vidas”, siendo instrumentos de caridad para los pobres.

18 noviembre 2018, 13:15