Versión Beta

Cerca

Vatican News
Nicaragua, Mons. Silvio Baez amenzado Nicaragua, Mons. Silvio Baez amenzado 

Nicaragua: Mons. Báez denuncia ser víctima de campaña de desprestigio

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Mons. Silvio Báez, cuenta con el apoyo del clero de Nicaragua, afirmó el arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, en medio de la polémica desatada por una grabación en audio que supuestamente reproduce la voz del primero, en la que plantea "presionar nuevamente al Gobierno"

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Al día siguiente de la publicación en redes sociales de este audio, el purpurado dijo a periodistas, que Mons. Baez, "es un hermano, nosotros lo apoyamos", "creo en la Iglesia que es una santa, católica, apostólica y perseguida, porque vemos en Irak, está siendo perseguida, es parte de la Iglesia, siempre ha sido perseguida, nosotros no vamos a estar ajenos", matizó el cardenal.

El purpurado se expresó también como representante de la Arquidiócesis de Managua, y expresó en un comunicado su total apoyo a Mons. Silvio Baez. En la nota, el purpurado dice que ha conversado y manifestado personalmente su cercanía, oración y apoyo a su obispo auxiliar, Mons. Silvio Baez, por los “ataques mediáticos a su persona y ministerio episcopal recibidos en estos días”.  El arzobispo Brenes exhorta al presbiterio y fieles de la Arquidiócesis de Managua a continuar orando por la Iglesia, pidiendo a Dios la fortaleza para seguir cumpliendo su misión.

Otro ataque más a la Iglesia

La polémica surgió el martes 23 de octubre, cuando medios oficialistas informaron que la comunidad cristiana de Managua San Pablo Apóstol divulgó una grabación, en la que supuestamente Mons. Báez insta a "presionar nuevamente al Gobierno para que vuelva a pedir a la Conferencia Episcopal la reanudación del diálogo" y valora la posibilidad de "volver a poner tranques (bloqueos en carreteras)".

Junto al clero, diversos sectores nicaragüenses han puesto en duda la autenticidad de las grabaciones y han mostrado su apoyo al obispo, entre ellos el sector privado, organizaciones de la sociedad civil y defensoras de los derechos humanos.

Por su parte, los miembros de diversas comunidades de Base, CEB, de Managua, rechazaron estos acontecimientos denunciados en un comunicado. Ante los ataques que sufre la Iglesia, los miembros de esta comunidad expresaron su profunda preocupación por la grave crisis sociopolítica que experimenta Nicaragua desde abril pasado. Una crisis, se lee en el comunicado, que ha traído consigo tantas muertes, dolor e incertidumbre provocando la salida forzada de miles de nicaragüenses.

La Iglesia en Nicaragua con el pueblo

“Nuestra preocupación se intensifica porque no vemos una salida justa a través del diálogo sincero y comprometido”. Esta situación se agrava, se lee en el comunicado de las Comunidades de Base, con los ataques mediáticos y físicos dirigidos a Nuestra Iglesia Católica por denunciar con firmeza las injusticias y atropellos que sufre el pueblo nicaragüense.

“La respuesta del gobierno ha sido de calumnias y desprestigio a los Obispos para forzarlos a abandonar su postura y actuación en la mesa del Diálogo Nacional, como mediadores y testigos, acusándolos como golpistas, terroristas y al extremo de señalarlos como asesinos, especialmente al Obispo Auxiliar de Managua Mons. Silvio José Báez Ortega y Mons. Rolando Álvarez Lagos, Obispo de Matagalpa”.

En el comunicado, las comunidades de Base, rechazan la postura de la Comunidad San Pablo Apóstol de la “14 de septiembre” y denuncian en particular las declaraciones brindadas en Rueda de Prensa el 22 de octubre, las cuales son infundadas y calumniosas. “Nos referimos en particular a las declaraciones de Rafael Valdez y Mercedes Guido, a través de diferentes medios”.

Mercedes Guido es de la Comunidad Eclesial de Base, San Pablo Apóstol, y Rafael Valdez de la comunidad cristiana San Juan Pablo Apóstol. En el comunicado afirman además que la comunidad San Pablo Apóstol, no está articulada al conjunto de las Comunidades Eclesiales de Base (CEB) de Managua, y que con el derecho que les corresponde se auto denomina Comunidad Cristiana Independiente.  Por último, reafirman su opción por los pobres, no partidaria, y respaldan el profetismo de la que peregrina en Nicaragua impulsada por los obispos, sacerdotes, religiosas y laicos comprometidos.

Mons. Baez agradece el apoyo recibido

"Agradezco de corazón a quienes me han manifestado su cercanía y oraciones. Mi conciencia no me reprocha nada ante Dios. Con su fuerza continuaré en Nicaragua el ministerio que la Iglesia me ha confiado con la conciencia de que 'la palabra de Dios no está encadenada' (2 Tim: 2,9)", escribió el obispo en sus redes sociales.

También denunció ser "víctima de una campaña de desprestigio" que incluye la difusión de audios "manipulados" que contienen mensajes contra el Gobierno y el presidente nicaragüense, Daniel Ortega:

"Denuncio que soy víctima de una campaña de represión, desprestigio y acoso, que consta no sólo de audios manipulados, sino también de cientos de mensajes a mi WhatsApp con insultos y amenazas, además de motorizados rodeando mi vivienda", dijo en sus redes sociales. "Muy pronto presentaré las pruebas de todo esto en mis redes sociales y en los medios de comunicación", añadió el obispo, uno de los personajes más influyentes de Nicaragua y también uno de los más críticos hacia el Gobierno.

02 noviembre 2018, 13:14