Versión Beta

Cerca

Vatican News

Nicaragua: Represiones contra manifestantes. El cardenal lamenta

El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, lamentó los choques entre la Policía y manifestantes antes del inicio de una nueva protesta contra el presidente Daniel Ortega, e insistió en la necesidad de un diálogo para resolver la crisis que vive el país desde abril pasado

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

"Es una lástima que se tomen estas actitudes, porque esto no abona en nada a la paz", dijo el cardenal Brenes a periodistas en referencia a los enfrentamientos entre policías y manifestantes este domingo en Managua, donde varias personas fueron detenidas. El enfrentamiento se dio en la zona sureste de Managua cuando agentes de la Policía nicaragüense lanzaron bombas de sonido en contra de un grupo de personas que aparentemente estaban a la espera de sumarse a la protesta.

Violado una vez más un derecho constitucional

En la víspera a la manifestación, la Policía Nacional había reiterado su disposición de considerar "ilegal" las protestas, frente al reclamo de organizaciones de derechos humanos de que la Constitución garantiza el derecho a manifestarse sin necesidad de solicitar permiso a las autoridades.

"Tenemos que buscar otros métodos, el método esencial es el del diálogo, tenemos que agotar todas las medidas del diálogo", insistió este domingo el cardenal Brenes.  Un diálogo suspendido desde el pasado julio, después de que grupos oficialistas agredieron físicamente a miembros del Episcopado que participan en calidad de mediadores.

Tanto la Alianza como el Episcopado han insistido en retomar el diálogo y en que están a la espera de que Ortega ordene el cese del uso de la fuerza y retorne a la mesa de negociaciones.

En su homilía y por medio de un tuit, Mons. Rolando Alvarez, obispo de Matagalpa, pidió por el “respeto irrestricto a las libertades fundamentales de todo ser humano. Por el respeto irrestricto a los derechos humanos universales de toda persona”.

Mons. Báez: Indignante que se produzcan otra vez actos de represión

Y Mons. Silvio Báez, auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, en su tuit dijo que es triste e “indignante que se produzcan otra vez hoy en Nicaragua actos de represión de la policía contra la población que se manifiesta pacíficamente. ¡La represión no es la solución! ¡Basta ya de detenciones arbitrarias!

Mons. Báez dijo que es "irracional la represión" policial ante las protestas en Nicaragua y llamó al Gobierno de Daniel Ortega a retomar el diálogo nacional para la superar la crisis sociopolítica.

"Pude ver en las noticias la nueva represión, irracional y brutal, de la Policía contra personas pacíficas, gente arrastrada por las calles, gente sacada de sus automóviles. Traspasa el límite de lo racional, de lo humanamente aceptable, es doloroso", afirmó el obispo en una homilía en una parroquia de Managua.

El obispo dijo a periodistas tras la misa que la "represión de policías y paramilitares" no solamente desató esa crisis, sino que "ha ido en aumento" y resaltó que "no es justo" culpar a los manifestantes. Ante ese repunte de violencia, el obispo llamó a Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, a retomar el diálogo con la Alianza Cívica, que representa a sectores civiles, con la mediación del Episcopado.

Repudio internacional por los hechos

El episodio, fue repudiado por organismos internacionales, que instaron a Ortega a respetar los derechos de los ciudadanos y la libertad de manifestación.

Por su parte, en un tuit, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, expresó su profunda preocupación por las detenciones en el país y reitera que la protesta social es un derecho legítimo de los ciudadanos; llama al Estado a respetarlo y garantizar seguridad de las personas en contextos de manifestaciones públicas de protesta.

El secretario ejecutivo de la Comisión, Paulo Abrao en su cuenta personal dijo que son inaceptables las actitudes represivas y autoritarias en este momento en Nicaragua. Estado de Excepción se va consolidando con medidas estatales incompatibles con la democracia y los derechos humanos.

También el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exigió a Ortega que libere a los manifestantes detenidos, respete su derecho a la protesta pacífica y cese la "represión".

Mons. Miguel Mantica pidió en su cuenta por sus primas Ana Margarita y Josefina Vigil, que fueron detenidas ilegalmente ayer mientras ejercían su derecho ciudadano y fueron trasladadas al Chipote.

Costa Rica pide cese inmediato a las represiones en su país vecino

El Gobierno de Nicaragua rechazó la llamada de Costa Rica "al cese inmediato de la represión" en el primer país, que este domingo vivió una jornada violenta. En una declaración pública, el Gobierno informó que "ante las irrespetuosas e injerencistas declaraciones del presidente Carlos Alvarado, de Costa Rica, sobre asuntos internos de Nicaragua, expresa su desacuerdo y rechazo categórico".

Tras conocer de la detención violenta de 38 personas que pretendían participar en una protesta antigubernamental en Managua, Alvarado hizo "un llamado urgente al cese inmediato de la represión en Nicaragua", y calificó de "inaceptables" las "detenciones arbitrarias y la intimidación" contra medios de comunicación, estudiantes, defensores de derechos humanos e iglesia Católica. 

La Policía de Nicaragua reprimió ayer a un grupo de opositores y detuvo a cerca de cuarenta personas cuando pretendían protestar en las calles de Managua contra el presidente Daniel Ortega.

Los hechos según los videos y fotos

Los hechos se produjeron, cuando un grupo de personas estaba a la espera de sumarse a una protesta convocada por la coalición opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, que finalmente no se realizó. Decenas de agentes antimotines y policías se presentaron en el lugar y comenzó un enfrentamiento con los opositores. La Policía confirmó en un comunicado que detuvo a 38 personas, de las que 8 ya fueron liberadas.

La Policía de Nicaragua afirmó que las detenciones de este domingo en Managua forman parte de las acciones contra "agrupaciones terroristas" que "violentan la paz y la tranquilidad" en Nicaragua, y reiteró que "no se permitirán manifestaciones o movilizaciones en la vía pública que no cuenten con el debido permiso", pese a las críticas de organismos defensores de los derechos humanos, que insisten en que la Constitución de Nicaragua garantiza la libertad de movilización y de reunión sin necesidad de pedir permisos.

En las fotos y videos se puede captar como la policía arrastra a los detenidos y se los lleva a los vehículos de patrulla. Entre los detenidos está la directora en Nicaragua de la ONG Techo Internacional, Ana Lucía Álvarez, denunció la organización en un comunicado. También fueron apresados Suyén Barahona y Ana Margarita Vigil, ambas del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y ésta última prima de Mons. Miguel Mantica, vicario de Pastoral de la Arquidiócesis de Managua; José Antonio Peraza, miembro del Movimiento por Nicaragua, y Tamara Dávila, hija del fallecido coronel en retiro Irwin Dávila, opositor al Gobierno. El periodista Uriel Velásquez del rotativo local El Nuevo Diario, también estuvo detenido y fue puesto en libertad.

15 octubre 2018, 15:01